Acusado de gravísimos delitos sexuales: José Alperovich quiere volver la semana próxima al Senado

Jueves, 21 de Mayo de 2020 10:43

Alperovich está siendo investigado por las acusaciones de su sobrina, que lo denunció por violación



A una semana de que se venza la licencia por seis meses que pidió obligado por una denuncia de abuso sexual que le formuló una sobrina, la situación de José Alperovich (Frente de Todos-Tucumán) es motivo de discretas pero tensas negociaciones políticas entre oficialismo y oposición en el Senado.

"Él quiere volver", reconocieron a La Nación fuentes del oficialismo, confirmando la sospecha de que el exgobernador tucumano y miembro de la mayoría kirchnerista de la Cámara alta pretende recuperar su condición de senador nacional.

Ante esta situación, voceros legislativos dijeron que el presidente del interbloque de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff (UCR-Formosa), le trasmitió a su par oficialista, José Mayans (Frente de Todos-Formosa), el pedido de su bancada para que el tucumano renueve su licencia por otros seis meses.

Acorralado por las denuncias de una sobrina que lo acusó de nueve hechos de abuso sexual, Alperovich pidió una licencia por 180 días que fue aprobada por el pleno del Senado el pasado 27 de noviembre. Ese plazo concluirá el próximo miércoles y, de no mediar la aprobación en el recinto de una extensión, el tucumano volverá a formar parte de la Cámara alta como miembro pleno, con todas las prerrogativas que el cargo tiene.

Las graves imputaciones que pesan sobre Alperovich se están investigando en juzgados de Tucumán y de la Capital Federal, ya que según la denuncia formulada por su sobrina, cuya identidad se mantiene en reserva, los abusos sexuales en los que habría incurrido el legislador ocurrieron tanto en su departamento de Puerto Madero como en la provincia de la que es oriundo.

Esa fue la determinación que tomó el juez Enrique Pedicone, vocal de la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Tucumán, para zanjar la disputa planteada entre los tribunales de ambos distritos por la competencia para investigar las denuncias.

Esa definición quedó en manos de la Corte Suprema, pero la feria judicial que el máximo tribunal dispuso para la Justicia Federal desde que estalló la pandemia de coronavirus ha paralizado el expediente.

El camino tomado por Naidenoff, al entablar conversaciones reservadas con Mayans, pretende encontrarle una salida "diplomática" a un tema urticante y oprobioso para el Senado. Sin embargo, en Juntos por el Cambio no descartan avanzar por caminos más formales.

"Nosotros queremos pedirle por escrito al presidente del bloque oficialista que Alperovich amplíe la licencia", contó la senadora Silvia Elias de Pérez (UCR-Tucumán).

La legisladora dijo que también es intención de su bancada elevarle una nota a la Procuración General de la Nación y a la Corte Suprema para que "defina rápido" la disputa por la competencia entre las justicias tucumana y porteña. "La clave es que la Justicia avance y para esto lo más efectivo es que el propio senador amplíe la licencia", agregó Elías de Pérez.

En el oficialismo, en tanto, por el momento no hay una definición concreta sobre cómo resolver la situación.

"Nosotros vamos a analizar el tema, pero el que tiene que hacer una presentación para extender la licencia es el propio senador", explicó Mayans. "Depende de él", agregó.

En medio del creciente interés del kirchnerismo por avanzar con temas conflictivos, como la reforma judicial y la nominación de Daniel Rafecas como procurador, el voto de Alperovich cobra importancia. Con su regreso al cuerpo, el Frente de Todos tendría su dotación completa de 42 senadores, apenas seis menos que la mayoría agravada de dos tercios del total de miembros del Senado.

El escándalo que involucra al senador tucumano motivó en noviembre último un pronunciamiento de la Banca de la Mujer, comisión de la Cámara alta integrada solo por senadoras y en el que el oficialista Frente de Todos tiene clara mayoría.

"Una vez más nos ponemos de pie para hacer oír nuestra voz. Nos solidarizamos con las mujeres que han sido abusadas o acosadas, dentro y fuera de este Senado", afirmaron en aquella oportunidad las legisladoras.

Aquel comunicado fue determinante para que el senador tucumano terminara pidiendo licencia. /La Nación