Le confesó su amor a su mejor amigo en TV y le costó la vida

Jueves, 21 de Mayo de 2020 11:37

Scott Amedure fue asesinado por su amigo Jonathan Schmitz, quien alegó sentirse "humillado" por la víctima tras exponerlo en televisión.



Scott Amedure era un hombre de 32 años que amaba la TV. En particular, era un aficionado de los talk shows, un formato que ganó popularidad en la televisión estadounidense de la década del 90. Amedure tenía un secreto: estaba enamorado de Jonathan Schmitz , uno de sus mejores amigos, y decidió que The Jenny Jones Show , un programa vespertino en el que los participantes "resolvían" o simplemente se enfrentaban por cuestiones personales e íntimas, era el lugar para contarle lo que sentía.

Tres días después de la grabación de ese programa, Schmitz asesinó a Amedure y explicó que lo había hecho por la "humillación" que sintió en el talk show , lo que dio inició a un complejo y escandaloso juicio, que también fue televisado.

El amor secreto

"¿Qué opción elegirías para contarle a alguien que estás secretamente enamorado de él?", dijo Jenny Jones al anunciar el segmento del que iban a participar Ameduro y Schmitz. "¿A, le escribirías a esa persona una carta; B, le contarías a esa persona que la amás en secreto, por si te rechaza; o C, le contarías a esa persona que sos gay, y que esperás que él lo sea también, en un canal de televisión nacional, frente a millones de personas?", comentó la conductora frente a un público excitado que comenzó a gritar. El programa, que se grabó en marzo de 1995, nunca fue emitido en el marco del show, pero se conoció durante el juicio.

La logística previa fue "sencilla" para la producción del programa, que convocó a Schmitz a participar de un segmento en el que una persona de su mismo círculo "le confesaría su amor". "Puede ser un hombre, o una mujer", le aclararon antes de invitarlo a participar. La tarde del 6 de marzo, Amedure y Donna -una amiga en común de los dos hombres-, entraron al estudio. Mientras Schmitz esperaba afuera, con auriculares puestos para no escuchar lo que estaba pasando, Amedure se extendió sobre sus sentimientos frente a las cámaras.

All about the day that ’The Jenny Jones Show’ led to murder
Tras el asesinato de Scott Amedure, Jenny Jones continuó haciendo su talk show hasta 2003

En la primera parte del segmento, Jones le preguntó a Amedure si creía que su amigo también podía ser gay. "Cualquier cosa es posible", dijo el hombre. En ese momento, la conductora empezó a indagar sobre la sexualidad de Schmitz, y Donna contó que, si bien no le constaba que Jonathan fuera gay, sabía que su familia le preguntaba mucho por sus preferencias sexuales. "¿Qué es lo que más te gusta de él?", preguntó Jones a Amedure. "Tiene un cuerpo chiquito y fuerte", respondió el hombre, frente a un público que reía y no paraba de gritar. "Quisiera ponerlo en una vitrina y desempolvarlo de vez en cuando. Es precioso".

Murderer Jonathan Schmitz in Jenny Jones TV case released on ...
Scott Amedure confesó estar eneamorado de su amigo Jonathan Schmitz delante de las cámaras.

Jones ordenó que le saquen los auriculares a Schmitz y lo hagan entrar al estudio. El hombre ingresó al set, saludó a Donna y se sentó junto a Scott. "¿Creíste que era Donna la que estaba enamorada de vos?", le preguntó Jones. "Bueno, adiviná qué, es Scott. Te vamos a repetir ne se monitor lo que él dijo de vos", agregó. "Tengo una hamaca grande en el patio, pensé en atarlo en la hamaca, y cubrirlo con crema y champagne", dijo Scott en la grabación. La incomodidad de Jonathan por lo que estaba viendo era notable. "No tenía idea que él sentía esto por mí, pero definitivamente soy heterosexual", explicó.

El homicidio de Scott Amedure

La noche de la grabación, Donna, Scott y Jonathan volvieron juntos a Michigan, donde los tres vivían. Según se supo durante el juicio, tres días después de la grabación, Amedure le dejó a Schmitz una nota sugerente que lo molestó. Al recibirla, Jonathan fue al cajero, extrajo dinero, compró una escopeta y fue a la casa de su amigo. Según los testigos, discutieron por la nota y por el programa de Jenny Jones, y luego, Schmitz le disparó a Amedure dos veces en el pecho. Jonathan salió de la casilla en la que vivía Scott, fue a un teléfono público y marcó al 911. "Creo que maté a un hombre", le dijo a la operador, consternado. "Fue porque me hizo algo horrible", agregó.

Schmitz fue acusado de homicidio y confesó el crimen tanto a la operadora de la Policía como durante el juicio. Sin embargo, tanto los familiares de Scott como los de Jonathan, coincidieron en que el programa de Jenny Jones había tenido incidencia en el hecho. "Es un laboratorio social", dijo Drew Amedure , hermano de Scott. Incluso, el hombre asegura que considera que Jonathan también fue una víctima. Durante el juicio, se supo que la salud psiquiátrica del acusado era muy delicada, y que su entorno familiar era violento y homófobo (su padre, por ejemplo, durante el juicio, considera que haber cuestionado la heterosexualidad de Jonathan en TV "fue humillante").

Jenny Jones’ guest who killed admirer set for release | | Express ...
Jonathan Schmitz admitió el asesinato de su amigo y dijo a la Policía que se había sentido humillado.

En 1999, la familia Amedure demandó a The Jenny Jones Show , a Telepictures , y a Warner Bros. por sus estrategias de engaño que pusieron bajo mucho estrés a una persona inestable emocionalmente, todas situaciones que llevaron al asesinato de Amedure.

De la mano de Geoffrey Fieger , un abogado de altísimo perfil en los medios y con una impronta dramática en cada una de sus exposiciones, en mayo, la familia de la víctima consiguió una sentencia: la justicia encontró "negligente" a la productora del programa y ordenó que paguen 25 millones de dólares a los Amedure. Además de desligarse de las acusaciones, la productora acusada dijo que la decisión del juez podría causar un enfriamiento en la industria y que la sentencia coartaba la libertad de expresión. La empresa acudió al Tribunal de Apelaciones de Michigan, que definió que no había razones para creer que el programa tenía responsabilidades sobre el caso. Finalmente, los Amedure no recibieron ningún tipo de compensación por lo ocurrido. /La Nación