Construirán unidades sanitarias para presos que contraigan coronavirus en cárceles

Viernes, 22 de Mayo de 2020 15:02





Después del impacto político y jurídico que provocó la decisión de conceder prisiones domiciliarias a presos bonaerenses como medida sanitaria por la pandemia de coronavirus?, las autoridades apuraron los planes de obras para atenuar la situación de hacinamiento y superpoblación en el sistema penitenciario.

En Buenos Aires, las cárceles tienen plazas para 24 mil personas, pero hay casi 50 mil detenidos. Cuando llegó el virus al país, esa situación expuso al sistema penitenciario como un polvorín que podría estallar en contagios si ingresaba el COVID-19 ?al otro lado de los muros. A principios de marzo, en Provincia se fortalecieron los controles sanitarios, se suspendieron las visitas y se reforzó el área de salud.

Pero además, el vicepresidente del Tribunal de Casación, Víctor Violini, firmó un fallo en el que instó a los jueces a facilitar el otorgamiento de prisiones domiciliarias a detenidos en riesgo. Era para procesados ??o condenados por delitos leves, pero salieron homicidas, violadores y abusadores. Y estalló un escándalo que obligó a la intervención presidencial. También del gobernador Axel Kicillof, quien tuvo que aclarar que no impulsó políticas de liberaciones masivas desde el Poder Ejecutivo.

Entonces, se anunciaron obras y mejoras. Uno de los programas está avanzado. Es el de la construcción de 16 unidades sanitarias y 6 centros de aislamiento que tienen capacidad para 750 pacientes que eventualmente contraigan COVID-19. Arrancará en junio y prometen terminarlas antes de finales de ese mes.

Se busca evitar que los detenidos contagiados generen focos que, dentro de los pabellones hacinados, resultarían incontrolables.

Cuando los reclamos de familiares de víctimas y los planteos de la oposición retumbaban en los despachos oficiales, el presidente le pidió al ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis?, que buscara una "alternativa rápida" para descomprimir la queja pública y -en parte- aliviar la superpoblación. /clarin