Vuelve la peste negra: un país declaró cuarentena por un brote

Viernes, 03 de Julio de 2020 13:26

Se trata de Mongolia donde fueron detectados los primeros casos de peste bubónica, una plaga que en la Edad Media acabó con la mitad de la población de Europa.



Enorme conmoción generó la noticia de un nuevo brote de peste bubónica en Mongolia, luego de que dos personas fallecieran con los síntomas de haberla contraído tras comerse una marmota. Si la pandemia de coronavirus tiene al mundo entero paralizado, la sola mención de la famosa peste negra genera un enorme temor, ya que en la Edad Media acabó con la mitad de la población de Europa.

Luego de que se diera a conocer estos dos primeros casos, las autoridades sanitarias mongolas ordenaron aplicar una cuarentena estricta en la ciudad de Tsetseg (oeste del país), que incluyó el cierre de la frontera con Rusia, para evitar que el brote se propague más allá de la región donde fue detectado.

Asimismo, las autoridades informaron que se pusieron a rastrear a todas las personas que tuvieron contacto con los fallecidos. “En los dos casos confirmados, se identificaron 146 individuos de primer contacto y 504 de segundo contacto, y se recolectaron y analizaron 146 muestras de primer contacto", informaron.

Según las mismas fuentes, el contagio se habría originado luego de comer carne de marmota. Incluso en Mongolia, la peste bubónica es conocida popularmente como “peste de la marmota”.

Esta no es la primera vez que el país asiático tiene que lidiar con un brote de peste bubónica. En 2019 se reportó el caso de un matrimonio que falleció con los mismos síntomas luego de alimentarse con carne de marmota. Pero como el brote de Covid-19 todavía no había estallado, el hecho pasó desapercibo en Occidente.

El problema se genera porque, al igual que en China, en Mongolia mucha gente se alimenta con animales salvajes, y la marmota es considerada un manjar. Además, se cree que su carne es buena para la salud, por más que su caza esté prohibida. /eltrecetv