Pasó mucho tiempo con la nariz tapada y descubrieron lo peor

Miércoles, 29 de Julio de 2020 17:38

Julia Davey con sus hijos que la ayudaron a luchar contra su cáncer.



Una madre de tres hijos que está luchando contra una forma agresiva de cáncer de piel que obligó a los médicos a extraerse la nariz y espera cumplir el sueño de casarse con su pareja.

Cuando Julia Davey, de Weymouth Dorset, Inglaterra?, quien celebró su 40 cumpleaños la semana pasada, visitó al médico por primera vez en abril de 2019, quejándose de una nariz tapada persistente, pero nunca soñó que sería algo serio. Pero las pruebas mostraron que tenía carcinoma de células escamosas, una forma común de cáncer de piel que generalmente es de bajo riesgo, pero en el caso de Julia fue muy agresivo.

Desde entonces, se sometió a una rininectomía completa, la extirpación quirúrgica completa de su nariz, y ahora está comenzando la inmunoterapia, una forma de tratamiento que alienta al sistema inmunitario a atacar las células cancerosas.

Desafiante, se niega a dejar que su terrible experiencia arruine sus sueños de casamiento en noviembre con su pareja Nick Stoodley, de 44 años. Julia, que tiene dos hijos, Tom 16, y Joel, de 12 años de una relación anterior y una hija, Eleanor, de cinco años, con Nick, dijo:  "Siento que mi mundo entero se derrumbó el año pasado".

"Al final del día, mi objetivo es ser una madre para mis hijos y una esposa para Nick, quien me propuso matrimonio justo antes de comenzar el tratamiento. Haré cualquier cosa para que eso suceda. ’Aunque no me dieron un pronóstico, en este momento me siento bien conmigo misma", le contó al diario británico Daily Mail.


"Los médicos nos dijeron que aprovechemos al máximo los buenos meses antes de que los efectos secundarios del tratamiento entren en acción. Nick y yo esperábamos casarnos en 2021, pero hemos decidido adelantar las cosas. Será una celebración íntima con nuestros familiares más cercanos".

Anteriormente, Julia vivió la vida en forma normal,  haciendo malabarismos para criar a sus hijos, trabajando full time y disfrutando de viajes familiares. Luego, en abril de 2019, notó que su fosa nasal izquierda había estado tapada por alrededor de dos semanas.

Para estar segura, visitó a su médico de cabecera, felizmente inconsciente de que cada aspecto de su vida estaba a punto de cambiar. "Pensé que era un poco extraño, pero no estaba preocupada".

Cuando le dijeron que probablemente tenía un pólipo nasal, un crecimiento en la nariz que no suele ser grave, Julia fue derivada a un otorrinolaringólogo. Durante su consulta, los médicos le realizaron una endoscopia nasal, donde se inserta un tubo delgado y flexible con una pequeña cámara incorporada en la nariz, lo que confirmó que hubo un bloqueo. Tres semanas después, el 1 de junio del año pasado, tuvo una operación de dos horas para eliminar el crecimiento.

"Pensé que era eso", dijo Julia. "Volví a trabajar el lunes siguiente y no pensé más en ello". Pero una semana después, recibió una llamada pidiéndole que fuera al hospital para conocer los resultados de una biopsia que se había llevado a cabo.

Ella continuó: "Soy bastante ingenua, así que cuando me invitaron a entrar, pensé que era solo un protocolo. Estaba tan convencida de que no era nada. Ni siquiera llevé a mi pareja Nick conmigo".

Lejos de la cita de rutina que esperaba, le dijeron a Julia que se habían encontrado células cancerosas en el tabique nasal: el cartílago que separaba las fosas nasales izquierda y derecha.

Al regresar a su casa, Julia le dio la noticia a Nick, pero decidió no contarles a los niños hasta que supiera más sobre lo que vendría después en términos de tratamiento. Al mes siguiente, en julio de 2019, regresó al hospital para que le extirparan el tabique, en un intento por erradicar las células cancerosas sobrantes. "Suena como un gran procedimiento, pero puedes vivir sin un tabique", explicó.

Pero luego, en agosto, fue golpeada por la misma sensación en la nariz izquierda. Otra endoscopia nasal en septiembre encontró otro tumor, que había extirpado más tarde ese mes.

"Hasta todo había parecido manejable, pero todo cambió. Me di cuenta de que tenía una batalla más grande en mis manos de lo que pensaba. No soy en absoluto vanidosa, pero tu nariz es muy importante. Fue simplemente devastador. Nick estaba conmigo cuando recibí la noticia. No sé cómo habría sobrevivido a todo esto sin él". /Clarin