Volvió a hablar la viróloga que escapó de China: “El coronavirus provino de un laboratorio militar”

Domingo, 02 de Agosto de 2020 17:36

Li Meng Yan, en una nueva entrevista desde EEUU,



Una viróloga china que huyó a los Estados Unidos porque  temía que la mataran afirmó que el coronavirus ?provenía de un laboratorio militar de China. La doctora Li Meng-Yan, especialista en virología en la Escuela de Salud Pública de Hong Kong, dijo que "evaluó claramente" que el Covid-19 provenía de un laboratorio vinculado al Ejército Popular de Liberación.

China se enfrentó previamente a acusaciones de que cubrió los primeros días del brote de coronavirus y rechazó con enojo las afirmaciones de que el virus pudo provenir de un laboratorio. Sin embargo, la doctora Li afirmó que la fuente del brote fue en un laboratorio militar mientras se estudiaba la transmisión del virus de persona a persona.

Durante una nueva entrevista en vivo con Lude Press, afirmó que no la tomaron en serio cuando informó sus hallazgos a su jefe, informó Taiwan News. La doctora Li dijo: "En ese momento, había evaluado claramente que el virus provenía de un laboratorio militar del Partido Comunista Chino. El mercado húmedo de Wuhan solo se usó como señuelo". Hace dos semanas, había marcado una postura similar durante una entrevista exclusiva con Fox News.

Esta nueva información fue publicada en las últimas horas por el diario británico The Sun. Actualmente, los científicos creen que el virus puede haberse originado en un mercado húmedo en Wuhan que pasó de los animales a los humanos.

Li-Meng Yan escapó el 28 de abril a Estados Unidos. Desde allí hizo una denuncia terrible sobre el coronavirus.
Li-Meng Yan escapó el 28 de abril a Estados Unidos. Desde allí hizo una denuncia terrible sobre el coronavirus.


Según su testimonio, la doctora Li temía que si ella hablaba en China iba a ser secuestrada, así que decidió huir en abril desde Hong Kong a Estados Unidos. Yan, ahora escondida en algún lugar de EE.UU, afirma que el gobierno en el país donde nació está tratando de destruir su reputación y acusa al gobierno chino de armar ataque contra ella en las redes sociales con la esperanza de mantenerla callada.

Yan cree que su vida está en peligro. Teme no poder volver a su casa y vive con la dura verdad de que probablemente nunca volverá a ver a sus amigos o familiares allí en China. Aún así, dice ella, el riesgo vale la pena. "La razón por la que vine a los Estados Unidos es porque entrego el mensaje de la verdad del Covid-19", dijo.

Li-Meng Yan trabajaba en Hong Kong, pero debió huir.
Li-Meng Yan trabajaba en Hong Kong, pero debió huir.


"Sabía que una vez que hablara, podría desaparecer en cualquier momento, al igual que todos los valientes manifestantes en Hong Kong", dijo. "Podría desaparecer en cualquier momento. Incluso mi nombre ya no existiría", agregó.

La Universidad de Hong Kong negó previamente que haya llevado a cabo una investigación sobre la transmisión de la enfermedad de persona a persona, y dijo que las afirmaciones de la viróloga no “concuerdan con los hechos clave”.

La pandemia se originó en Wuhan, China. Y de allí se expandió al mundo. Foto: AFP.
La pandemia se originó en Wuhan, China. Y de allí se expandió al mundo.


Según Yan, toda la información que apuntaba a que se trataba de un virus de alta peligrosidad estaba en conocimiento no solo del gobierno chino, sino que también de la OMS?, mucho antes de que se dieran las alertas internacionales.

Desde que se produjo la pandemia de coronavirus, el gobierno chino se enfrentó a acusaciones de que trató de silenciar a cualquiera que haya intentado dar la alarma.

Los médicos informaron haber sido detenidos después de hablar en las redes sociales sobre lo que estaban presenciando, mientras que los periodistas relataron haber sido acosados ??y confiscados sus equipos después de tratar de informar sobre el tema.

El virus se propagó desde China y hasta ahora infectó a 18 millones de personas en todo el mundo y mató a 700,000. China niega rotundamente cualquier acusación de comportamiento inapropiado sobre su manejo de la pandemia, pero Estados Unidos ?continúa criticando al gobierno chino.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, sigue llamando a la pandemia ?el "virus de China" y acusó al país oriental de encubrimiento.

La administración Trump incluso fue más lejos como para sugerir que el patógeno podría ser hecho por el hombre, y dijo tener "evidencia". China registró 84.385 casos y 4.634 muertes, mientras que EE.UU. sufrió 4,7 millones de casos y 158.000 muertes. /Clarín