Bandas tucumanas entran en moto a Santiago del Estero, roban vacas, y las traen faenadas a la provincia

Sábado, 08 de Agosto de 2020 05:32

POLÉMICA. Advierten que la rigurosidad de los controles limítrofes es perjudicial en caso de ciertas emergencias.



“Los productores sufrimos un gran problema para pasar a Santiago del Estero. Nos están robando ganado, entre cuatro y ocho motos ingresan en las haciendas, faenan una vaca, la trocean y se la llevan en partes”, advirtió José Frías Silva, productor rural tucumano que sufrió ataques en sus campos de San Pedro, localidad del norte de Santiago del Estero.

Frías Silva se mostró contrariado por la rigurosidad de los controles en casos de emergencias. “Quienes somos dueños de campos no podemos pasar el límite, pero los ladrones pueden pasar sin problema para cazar, carnear a un animal y volver. Quienes quieren hacer las cosas bien no pueden cruzar. Sabemos quiénes son los ladrones, son una banda de Taco Ralo que cruza para robar en las fincas de San Pedro y luego vuelve, pero a la fiscalía no le podemos pedir un allanamiento porque primero hay que pedirle permiso a la Justicia de Santiago”, argumentó.

Según explicó el productor ganadero, la denuncia se asentó en Santiago; allí se ubicó el paradero de los ladrones, pero la Policía de esa provincia no tiene permitido actuar en Tucumán sin que antes una fiscalía santiagueña solicite autorización a nuestra provincia.

También avisó que se trata de hechos reiterados: “una vez me robaron un toro; la Policía actuó bien y lo encontró atado en Tucumán; se hicieron los trámites para la intervención, pero para entonces el animal ya había desaparecido”.

“Quienes están del otro lado, cuidando nuestras tierras, temen que pueda pasarles algo como lo que pasó con el productor de La Ramada (José Porcel). La falta de seguridad es terrible”, lamentó.

El presidente de la Sociedad Rural, Sebastián Murga, aseguró que esta situación afecta a muchos productores tucumanos que tienen campos en Santiago. “Los ladrones cruzan como si nada pero a nosotros ni con un hisopado nos dejan pasar el límite. Sabemos que seguramente los delincuentes esquivan los controles, pero se debería entender las necesidades de quienes necesitan cruzar con motivo”, indicó Murga, que agradeció la labor de la Dirección de Delitos Rurales de la Policía, que, a criterio del dirigente ruralista, actúa con eficacia al identificar a los delincuentes.

“Después no sé qué pasa entre fiscales y jueces: se hace la denuncia y hasta que dan la orden los ladrones ya no están en el lugar. Es todo muy extraño”, completó.

“La Justicia tiene que dar respuesta a esto. Si siempre entran a las fincas, matan un animal, lo faenan y se lo llevan en partes, es porque seguramente existe un mercado negro”, consideró Murga. El presidente de la Sociedad Rural agregó: “no pueden alegar problemas jurídicos entre Tucumán y Santiago; tienen que actuar juntos en contra del delito. Hay buena predisposición entre las autoridades, pero necesitamos soluciones”.

Osvaldo Martín, presidente de la Asociación de Productores Agrícolas y Ganaderos del Norte (Apronor), aclaró que a pesar de no proceder de una zona ganadera, siempre estuvo al tanto sobre las problemáticas de robo de animales.

“Siempre hubo robo de ganado; la crisis económica que produjo la pandemia empeora todo, entre eso, la inseguridad en todos lados. Hay que trabajar en prevención de los delitos; sé que existe una gran preocupación por evitar reuniones y aglomeraciones, pero la inseguridad crece día a día”, detalló.

Martín se mostró preocupado por la demora de acción de la Justicia. “Es increíble, en la era de las comunicaciones esto ya debería estar aceitado entre las jurisdicciones. Hoy parece que cada provincia fuera un estado diferente; no puede ser que roben en un lado y que no los puedan seguir y atrapar sólo por un límite”, enfatizó. Por último, advirtió sobre otro problema: “en Santiago no dejan pasar al Senasa, para que haga los controles de langostas y plagas. Hablamos de un trabajo eficaz, que lleva muchos años haciéndose y que se puede llegar a arruinar ahora”. /La Gaceta