Se trabó el aumento salarial para los empleados de comercio: hay tensión y estado de alerta y movilización

Miércoles, 23 de Septiembre de 2020 07:19

Empleados de comercio esperan un incremento salarial



Fue un acuerdo de palabra que terminó en la nada apenas se hizo pública. Eso fue lo que pasó con la paritaria de los empleados de Comercio, anunciada como cerrada por el gremio que conduce Armando Cavalieri el jueves de la semana pasada y que apenas dos días después fue desmentida por las tres cámaras patronales que agrupan al sector.

La discusión salarial, encima, quedó salpicada, según fuentes oficiales, sindicales y empresarias, por una interna en la CAME, que renueva autoridades en unos días.

La tensión fue escalando en los últimos días. Este martes había una audiencia virtual convocada por el Ministerio de Trabajo para acercar a las partes.

Asistieron los representantes del sindicato, pero los de las tres cámaras patronales -CAC, CAME y UDECA- pegaron faltazo.

Inmediatamente, y previendo lo que se podía avecinar por la calentura que había en el gremio mercantil, el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria por 15 días. Para cuando finalice, ya habrá pasado la elección de las nuevas autoridades de CAME, fijadas para el próximo 2 de octubre.

La paritaria de Comercio es la mayor del país: abarca a 1,2 millón de trabajadores.

Este martes, a través de un comunicado de prensa titulado "Bloqueo patronal a la dignidad de los empleados de Comercio" y que lleva las firmas de Armando Cavalieri y Angel Martínez, como secretario general y de prensa de la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECyS), el sindicato se declaró "en estado de alerta y movilización".

?De acuerdo con la versión del sindicato, que fue confirmada en una de las cámaras empresarias, el acuerdo paritario estaba cerrado de palabra, aunque cada uno debía firmarlo por separado.

Primero firmó Cavalieri y lo envió a las cámaras patronales para que hicieran lo mismo. El titular de CAME, Gerardo Díaz Beltrán, aún no había llegado a informar a las asociaciones del interior los detalles del acuerdo cuando el gremio ya había salido a anunciarlo. "Ahí se pudrió todo", dijeron fuentes empresarias.

En su comunicado de este martes, el gremio dice: "Luego de arduas negociaciones, y habiendo consensuado con las cámaras empresarias el acuerdo paritario, se procedió a dar inicio la ronda de firmas de dicho convenio. Es en esa instancia, cuando con gran sorpresa, se nos informa que pese a la aprobación brindada al acuerdo por las otras Cámaras, la CAME abruptamente se niega a suscribirlo".

"Lo hace argumentando con la mera afirmación y sin mayores explicaciones, que no está de acuerdo con dicho convenio, después de más de 20 días de negociación y de haberse consensuado los términos del convenio y contenido del mismo".

El sindicato agrega: "Nos agravia también la actitud llevada a cabo por la CAC y UDECA, quienes luego de haber aprobado y comprometido la firma del acuerdo salarial, al tomar conocimiento de la negativa de CAME, proceden a negar su firma, todo ello en una franca violación al principio de buena fe que debe regir en las negociaciones colectivas. No se puede tolerar conductas patronales mezquinas, que priorizando los intereses económicos, se desentienden de la vital significación que tiene el salario para los trabajadores y su familia, más aún en medio de la crisis sanitaria como la que nos encontramos viviendo".

Según lo anunciado la semana pasada por el gremio, el acuerdo consistía en el pago de $ 5.000 mensuales en forma retroactiva desde el 1° de septiembre hasta marzo del año que viene. Es decir, en 7 cuotas.


"Los empresarios no analizan el mal humor que hay entre los empleados. Ellos cobraron los ATP y subsidios, si hay un lado que de verdad está mal en esta ecuación son los trabajadores", dijeron en la conducción del sindicato. Y recordaron que la paritaria se encuentra vendida desde abril.

De las tres cámaras empresarias, la más poderosa es la CAC, que agrupa a las principales cadenas de comercios. CAME y UDECA más que nada a pequeños comerciantes del interior.

En una de las cámaras indicaron que habrá acuerdo más adelante, pero por un monto inferior al que se había apalabrado la semana pasada.

"Con todo el ruido que generó no se van a poder pagar las 7 cuotas de 5.000 pesos", dijo un empresario. Difícil imaginar que el gremio acepte bajarse.

En CAME desmintieron que la interna en la cámara haya sido un factor para que no se haya firmado la paritaria. "La única verdad es que con la venta minorista en caída libre las pymes no pueden otorgar subas salariales". Sin embargo, fuentes empresarias, sindicales y oficiales indicaron que el factor de la interna sí incidió en la no firma.

Habrá que ver si es factible, pero en el Gobierno evalúan la posibilidad de que la paritaria se desdoble. Hablan de buscar un acuerdo salarial para los sectores de la actividad mercantil menos golpeados durante la pandemia de coronavirus (por ejemplo supermercados) y más adelante otro para el resto de los comercios. /Clarín