Policías y vecinos de la familia de Abigail le pisan los talones al "Culón"

Miércoles, 21 de Octubre de 2020 06:51

ULTIMO INTENTO. El martes por la noche la búsqueda se concentró en un galpón de la firma León Alperovich, en Los Pocitos.



Los pasos de la Policía y del grupo de vecinos que siguen el rastro del "Culón", a quien acusan por el crimen de Abigail Riquel, se cruzaron varias veces este martes,  en lo que por ahora se parece mucho a la persecución de un fantasma.

Entre el alivio de la baja de temperatura y el obstáculo de la lluvia, los uniformados coincidieron en más de una oportunidad con unos 50 vecinos de la familia de la nena, que se movieron sin descanso en camionetas y motos, por callejones sin salida.

Primero fue en Villa Carmela, en la zona de las fincas de limones que rodean la zona urbanizada hasta perderse en el piedemonte. Desde allí le siguieron la pista hasta una plantación de paltas ubicada en Tafí Viejo, donde la búsqueda se concentró en una vieja construcción de la que sólo quedan tres paredes.

En esa inspección los uniformados marcaron un límite: entraron sólos, sin la compañía de los civiles, que aceptaron quedarse en el límite del predio, a la espera de una detención que finalmente nunca se produjo.

El comisario Ricardo Fresneda, jefe de la Unidad Regional Capital, explicó que tratan de evitar que quienes buscan por su cuenta al sospechoso desde el día mismo del crimen, cometan un error basándose en información falsa.

Ya por la noche, después de que la búsqueda en la ciudad ferroviaria se extendiera a un zanjón que atraviesa el barrio Próspero Mena, los trascendidos generaron nuevos operativos compartidos no lejos de ahí, en la zona de Los Pocitos.

La versión apuntaba a un galpón de la firma León Alperovich ubicado en el tramo de autopista donde se unen la avenida de Circunvalación y el Acceso Norte, un terreno rodeado de grandes árboles, donde se creía que podría estar escondido el escurridizo sujeto.

Terminó siendo también una pista falsa, la última que movilizó durante el martes a los dos grupos y que mantuvo en vilo a la familia de Abigail y a sus allegados, quienes anticiparon una nueva movilización este miércoles, ahora en la plaza Independencia.