Coronavirus “blue”: la falta de datos y el “gran misterio” de dónde murieron 20 mil infectados en la Argentina

Miércoles, 21 de Octubre de 2020 11:43

Un paciente internado en la terapia intensiva del un hospital de la provincia de Buenos Aires . Foto: EFE



¿Cuántos muertos hay por coronavirus en Argentina? ¿Cuántos testeos se hacen en el país? ¿Cuántos enfermos pasaron por las terapias intensivas antes de morir desde que comenzó la pandemia? Transcurridos casi ocho meses desde que se registró el primer infectado procedente de Italia, y superado el millón de contagios, hay datos que siguen siendo una incógnita.

Clarín pudo confirmar que según la base de datos del Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentina (SISA), sólo 10.484 pacientes han sido cargados en la columna “terapia intensiva”, una de las 24 que integran el formulario. De esa cantidad, 6.138 murieron y 4.363, no. Al momento de revisar la base de datos el país sumaba 26.716 muertos.

La diferencia de muertos que no figura registrada en terapia intensiva es de 20.578
. ¿Fueron internados? ¿Llegaron a una UTI? No se sabe realmente. Según los registros oficiales, sólo el 23 por ciento de los muertos estuvo internado en una unidad de alta complejidad. Expertos consultados afirman que lo que por sentido común cualquier podría intuir: es un número demasiado bajo y habría un subregistro, como ya lo hubo con los muertos y como también estaría ocurriendo con los testeos.

No hay respuestas demasiado certeras. Fuentes del Gobierno aportaron un dato aliviador: las decisiones del día a día no dependen del SISA, cuya información está supeditada a lo que cargue cada efector de salud público y privado de cada provincia. “Hay un registro paralelo en el que se informa en tiempo real la cantidad de pacientes que tienen internados en terapia intensiva”, explicaron. Con ese dato se informa en cada parte diario el porcentaje de disponibilidad de camas, tanto en el AMBA como en el Interior.

Sin embargo, tanto esta información como la de los testeos, y mucho más las muertes, son indispensables desde el punto de vista estadístico histórico para evaluar la performance argentina en la pandemia de coronavirus. Los testeos y las camas son la inversión; las muertes, el resultado más palpable de la gestión. Es decir, se sabe cuántos pacientes hay hoy en terapia intensiva, pero no cuántos hubo desde marzo.

Sobre los muertos ya se informó sobre un subregistro, parte del cual la provincia de Buenos Aires saldó el mes pasado y ahora estaría “al día”. Pero no ocurría lo mismo con otros distritos, por lo que aún hoy es imposible conocer el número real de muertes por coronavirus en todo el país. Daniel Gollán, ministro de Salud bonaerense, dijo haber perfeccionado el SISA y ofreció su sistema a otras provincias.

La falta de credibilidad en los datos argentinos derivó en que este martes el prestigioso sitio Our world in data, de la Universidad de Oxford, decidiera dejar de dar información sobre los testeos que se hacen en Argentina. El problema, según reconoció el propio Gobierno, sería que muchos efectores de salud no cargan en el SISA los testeos que dan negativo. Esto, de ser cierto, estaría provocando un aumento de la tasa de positividad y, al mismo tiempo, un subregistro de testeos.

En el Gobierno saben que tienen un problema con los datos sobre la pandemia, un punto débil que les juega en contra: tanto cuando se “descubre” que los muertos por Covid son más de los que se informa como cuando se subestima la cantidad de testeos. Afirman que si el número de hisopados fuese correctamente cargado en el sistema, el país mostraría una mejor performance en ese ítem.

Desde el Poder Ejecutivo hablan de este delay en la carga de datos y lo atribuyen a la fatiga y los escasos recursos que tienen los centros de salud, desbordados por los contagios. Un escenario que les impediría cargar cada dato en el sistema. En el caso de la demanda de terapias intensivas, sin embargo, la brecha entre la cifra oficial y el sentido común es demasiado amplia.

Clarín consultó a ministerios de Salud provinciales sobre este tema. El dato que aporta la provincia de Buenos Aires sobre las terapias intensivas es clave para contrastar el subregistro nacional. Según fuentes del Ministerio de Salud del distrito, "el 83 por ciento de los muertos bonaerenses estuvo internado en terapia intensiva". El distrito contabilizaba hasta el lunes 15.934 decesos.

Algunas provincias afirman estar al día en la carga y otras admiten demoras. El problema con la columna del Excel del SISA de las terapias intensivas, más que una demora ya parece redundar en algo sistémico, dado que en más de 20 mil muertos no se consigna ese dato.

La explicación que dieron en Entre Ríos graficaría el escenario: “Deberían estar todos los datos cargados, pero como esto es algo sistémico pero en manos de seres vivos, suceden cosas que hoy están en permanente análisis. El incremento exponencial de casos perfora la respuesta humana por lo escaso y el cansancio de médicos sobrepasados. En síntesis, la sobredemanda paso todo por encima".

La estadística internacional indica que el 5 por ciento de los casos positivos de coronavirus llegan a las UTI. En base a ese criterio, en Argentina tendría que haber habido hasta el momento 50.133 pacientes en esa condición. Pero según las cifras registradas y el déficit que impide tener datos ciertos, la proporción ha sido apenas del 1 por ciento. /Clarín