Tucumán registra un 60% de ocupación de las camas críticas y 3000 trabajadores de la salud se contagiaron

Miércoles, 21 de Octubre de 2020 11:24

Miguel Ferré Contreras, informó sobre la situación sanitaria de los hospitales



El director general de Gestión Sanitaria del Sistema Provincial de Salud, Miguel Ferré Contreras, informó sobre la situación sanitaria de los hospitales e informó que se registra una ocupación del 60% de las camas críticas. Además, comunicó que desde que comenzó la pandemia, 3000 trabajadores del área sanitaria sufrieron contagios, de los cuales la “mayoría” fueron tratados hasta su recuperación definitiva.

Ferré Contreras explicó: “el panorama general sigue siendo preocupante en cuanto al aumento de casos aunque esto no impactó de forma significativa en la ocupación de camas críticas y respiradores. Todos estos meses no tan sólo recibimos respiradores de Nación, sino que también el Ministerio de Salud de Tucumán adquirió este equipamiento al comienzo de la cuarentena para fortalecer estos servicios. Tenemos más de 300 respiradores. Inclusive pudimos ceder en comodato por medio de convenios a sanatorios privados 20 respiradores para que fortalezcan sus sectores de atención”. En tanto que en el sector privado, dijo, la ocupación de camas críticas es del 80%.

“En cuanto a la ocupación de camas, estamos quizás en una tensa calma. Hoy estamos hablando de una ocupación del 60%. Tiene una oscilación diaria: durante la mañana la ocupación es más alta y el resto del día el indicador decrece producto del trabajo del equipo de salud para redireccionar a pacientes de áreas críticas a camas comunes o la derivación al sector privado”, señaló.

El promedio de internación en camas críticas a nivel mundial es de ocho días, en tanto que en Tucumán es de 10 días y en sectores con ARM, más de 14 días: “Son pacientes que atraviesan un cuadro crítico que pudieron salir vivos de esto. También ocurre que hay pacientes que se internan en terapia intensiva que tienen enfermedades de base”.

El especialista sostuvo que “lo más preocupante son las conductas de las personas que tienen desapego de ciertas normas. En el mundo vemos que hay rebrotes que están vinculados al abandono a las pautas restrictivas de los gobiernos y a la falta de cumplimiento al uso de barbijos y distanciamiento físico. Nos preocupa que eso no esté arraigado hoy en la sociedad”.

Por otro lado, sostuvo: “Los cuidados no deben abandonarse. Es nuestra conducta lo único que va a conseguir no atravesar situaciones más angustiante”.

El personal de salud que cursa la enfermedad es de 3000 casos. La mayoría pudo superar sus cuadros. También sostuvo que se trabaja en el rediseño de la labor dentro de los hospitales para evitar contactos estrechos en el personal.