“Yo no soy, fue mi primo”: las últimas palabras del Culón Guaimás antes de ser asesinado por el pueblo

Jueves, 22 de Octubre de 2020 02:53

Cómo fue el hallazgo antes de que lo lincharan hasta matarlo.



“Yo no lo he tocado, pero si me han venido ganas de mandarme la peor”, le dice uno de los hombres a las cámaras de Teléfe Tucumán. Juan y Eduardo todavía están arriba de sus caballos, los mismos con que habían emprendido la búsqueda entre los cañaverales en Manantial Sur de José "Culón" Guaimás (24), el hombre sindicado como el principal sospechoso del femicidio de Abigail Riquel que llevaba 48 horas prófugo. 

Leé también: Vecinos encontraron a El Culón y lo mataron a golpes cerca de El Manantial

Según explicaron, fueron los perros los que dieron esta tarde con el rastro del prófugo y una vez que se acercaron hasta el lugar se dieron con un hombre oculto entre los cañaverales, lugar donde encontraron seis guaridas en las que se habría refugiado. Yo no soy, fue mi primo”, fueron las últimas palabras de quien, interpelado por los hombres, dijo llamarse Jonathan. Pero, al levantarle la remera que llevaba puesta, fueron las cicatrices en el cuerpo las que terminaron de delatarlo como la persona que era intensamente buscada por el femicidio de la niña de nueve años. Juan y Eduardo se apresuraron a sujetarlo con un lazo del cuello y atarle las manos hacia atrás. Los que dieron con el sospechoso enfatizaron que ellos no lo golpearon, pero tampoco pudieron frenar la rabia de los vecinos que llegaron rapidamente al lugar: “Ha empezado a venir gente y a la gente no la vas a parar”. 

“Anoche hemos empezado la búsqueda con la gente del barrio Francisco Primero, le hemos seguido los pasos porque una señora ha dicho por ahí ha pasado. La policía ha andado, pero no se metía en los lugares donde tiene que meterse. Yo había prometido que hoy lo íbamos a encontrar y así ha sido”, dijo otro de los vecinos ante las cámaras. “Nosotros tenemos nuestros hijos, no hemos podido ir a laburar porque estaban nuestros hijos en las casas”, dijo otra de las personas en el lugar. 

Una vez que fue encontrado por las personas a caballo, los vecinos comenzaron a lincharlo, según puede apreciarse en varios videos que se viralizaron en las redes sociales. Al llegar al lugar, la policía intervino con gases y balas de gomas para dispersar a quienes lo golpeaban. Según confirmaron desde el Ministerio de Seguridad de la provincia, José Guaimás llegó ya sin vida a la morgue judicial donde un grupo de gente expresaba su indignación.  /eltucumano