Tiene 96 años, percibió síntomas compatibles con Covid-19, llamó a la ambulancia y nunca llegó: sus vecinos le salvaron la vida

Domingo, 22 de Noviembre de 2020 11:34

Una familia que lo vio esperando en la puerta a la emergencia decidió arriesgarse a un eventual contagio y lo trasladaron a un centro de salud.



La historia de un hombre de 96 años que tenía síntomas compatibles con el coronavirus y que esperaba a que una ambulancia lo trasladara a un hospital de Bahía Blanca se volvió viral luego de que un vecino lo llevara al centro de salud en su auto y contara la situación en Twitter.

Tomás Andrusko relató en una serie de tweets lo que le ocurrió a su vecino Uberto, del barrio Santa Margarita de la mencionada ciudad del sudoeste bonaerense.

“Él es mi vecino, tiene 96 años y desde hace unos días tiene malestar general. Ayer por la noche llamó a la ambulancia, vinieron, le tomaron la presión y temperatura y se fueron. Hoy se llegó a sentir tan mal que llamó al 107, pidió ayuda, cerró su casa y salió afuera esperando una ambulancia que nunca va a llegar porque lo llama una supuesta doctora que le pregunta mil cosas que ni siquiera puede responder del cansancio y se pasan la papa quemada de mano en mano para no enviar a nadie”, mencionó el joven de 18 años.

Pero al no recibir respuestas, decidió junto a su familia trasladar por sus propios medios a su vecino.


“No tenemos ni las herramientas ni el conocimiento como para ayudarlo, presenta síntomas de COVID y nos dan mil vueltas de todos lados para no venir; están dejando morir a una persona en la calle, con síntomas y nadie se hace cargo”, agregó Andrusko en su cuenta de Twitter.


Sin embargo, según su relato más tarde lo trasladaron al hospital de la Asociación Médica. “Doble barbijo y guantes y lo tenemos que llevar nosotros en nuestro auto personal al hospital porque no viene nadie”, contó el joven.


Andrusko agregó que “lo peor es que según me contaron esto pasa con todos los ancianos, no es un caso aislado, esto lo hacen con todos los ancianos que tengan un mínimo malestar. Estoy volviendo a casa totalmente indignado”.


El testimonio de los “héroes”

En diálogo con TN la madre de Tomás, que también fue parte de la odisea para trasladar al anciano hasta el centro de salud, detalló que “todo comenzó la noche anterior cuando salí a guardar mi auto a las once de la noche y me encontré con el abuelo en la puerta. Era tarde, le pregunté qué estaba haciendo y me dijo que había llamado a la ambulancia y que hacía 40 minutos que estaba esperando”.

La mujer añadió que “nos quedamos con él más o menos media hora hasta que vino la ambulancia, lo revisaron ahí afuera en la puerta y lo dejaron porque dijeron que no tenía nada”.

“Aparentemente fue una arritmia y por eso le faltaba el aire. Hoy en día a todo lo asociamos con el COVID, pero en realidad él no podía respirar, se agitaba mucho y por eso se creía que podía ser coronavirus”, aseguró la madre del joven.

“Al otro día a las cuatro de la tarde, cuando hacía muchísimo calor acá en Bahía Blanca, Tomás se lo encuentra de nuevo en la vereda a punto de desvanecerse y por eso le pusimos una silla. Y en ese momento nos hicimos cargo y dijimos ‘que sea lo que Dios quiera’, pero la realidad es que no podíamos dejarlo solo”, concluyó Marcela.

Su hijo Tomás agregó que “luego de llevarlo al hospital logramos que se quede allí y finalmente hoy a las dos de la tarde lo trajeron de nuevo a su casa con la ambulancia. Lo ayudamos a bajar con los paramédicos, lo ingresamos en la casa y básicamente lo ayudamos con un par de quehaceres de la casa, fundamentalmente limpieza de la ropa, y además le alcanzamos agua y le ofrecimos una merienda”. /TN