Romero cruzó al edil Emiliano Vargas Aignasse por una polémica ordenanza

Martes, 24 de Noviembre de 2020 05:18

SIN CASCO NO HAY NAFTA. La iniciativa nunca pudo ponerse en práctica en Tucumán, a pesar de lo cual un concejal insistió con un proyecto que fue aprobado por el Concejo capitalino.



El Concejo Deliberante de San Miguel de Tucumán aprobó una polémica ordenanza que impone a los agentres de tránsito de la Capital, el control del uso de casco como medida obligatroria para cargar nafta en las estaciones de servicio.

El concejal Emiliano Vargas Aignasse, autor de la iniciativa, la defendió asegurando que con ella se reducirán las estadísticas de siniestralidad que hoy indican que en Tucumán el 80 por ciento de los motociclistas accidentados no usaba casco.

Del otro lado, el sub director de Tránsito del municipio, Enrique Romero, rechazó la norma por considerarla inócua y desacreditó al edil manzurista al conjeturar la posibilidad de que sufriera delirium tremens al momento de elaborar el proyecto.

Según el funcionario, al estar la mayoría de las estaciones de servicio en las esquinas, se vería obligado a disponer de una docena de agentes por cada una, además de la cantidad de policías que serían necesarios para imponer la ordenanza.

En lugar de esta ordenanza con la que el Concejo Deliberante viene insistiendo hace tiempo sin éxito, Romero propuso que se imponga el uso de chaleco reflectivo, que por ahora sólo se exije mediante una resolución que no puede imponer penalizaciones.