¿Qué pasó con el funebrero?: versiones de linchamiento y nueva foto filtrada de Maradona

Sábado, 28 de Noviembre de 2020 14:25

Luego del repudio generalizado hacia el hombre que tomó imágenes del cuerpo de Diego Maradona en el cajón, surgieron versiones de que el hombre fue asesinado.



Luego de que Diego Molina, ex empleado de la casa de sepelios Pinier, tomara fotos del cuerpo de Diego Armando Maradona en el cajón, algo que su familia había pedido expresamente que no sucediera, las versiones acerca de la suerte que había corrido su vida empezaron a circular en  WhatsApp y las redes sociales. Además aparecieron nuevas imágenes del ídolo, lo cual aumentó la indignación contra el hombre.
Mientras se esperaba que la familia de la figura máxima de la Selección Argentina de Fútbol o sus letrados lo denuncien en la Justicia por lo que hizo, comenzó a correr el rumor que la barra brava de Boca Juniors había tomado cartas en el asunto para ajusticiar la memoria de su ídolo.

Durante la jornada de este viernes comenzaro a circular una serie de audios en los que se escuchaba a supuestos miembros de "La 12" decir que ya habían capturado al hombre, que lo llevaban a José C. Paz y que ya habían hablado con "el Rafa" (Di Zeo) para decidir su destino. Así mismo, otra grabación decía que "ya lo habían liquidado" y que "no servía para nada ya" y que "la Giani" y "la Claudia" estaban al tanto.

Aunque la veracidad de las grabaciones fue puesta en duda, lo último que se sabe del hombre es que fue despedido de la empresa funeraria al momento que se conocieron las imágenes y luego de eso nada más se supo de él.

Sí se difundió una nueva fotografía de Molina junto al cadáver de Maradona. Se trata de otra selfie, aparentemente del momento en el que preparaban el cuerpo para su sepelio.

Repudio e indignación: filtran nueva foto de Diego Maradona muerto y desnudo  - La 100
La nueva foto de Diego Molina con el cuerpo de Maradona

A diferencia de las demás, esta vez, Diego aparece sin ropa, dejando ver todos los tatuajes en sus brazos y pecho y el empleado fúnebre apoyando una de sus manos sobre su cuerpo y con una mueca de sonrisa que da un aire absolutamente perturbador a la escena. /Vox Populi