Adoptaron un bebé de China y lo criaron como chino: después detectaron un error garrafal

Viernes, 15 de Enero de 2021 21:28

El niño aprendió chino mandarín y viajaban cada 2 años a China para que tuviera conexión con su herencia cultura pero cometieron una equivocación terrible.



Los estadounidenses tienen una expresión concisa para estos casos: "Shit happen", reza. Es una forma de resignación, algo así como "las cosas malas suceden, lo quieras o no". Y no hay dudas de eso, la verdad.

No hay, sino, otra forma de explicar el terrible error que cometieron unos inexpertos padres adoptivos de EEUU hace 17 años, pero que acaban de descubrir y lo contaron en la red social Reddit, donde por supuesto se viralizó y causó todo tipo de reacciones de parte de los usuarios.


La historia arranca una mañana de 2002, cuando unos ansiosos padres adoptivos reciben, después de una larga espera que pareció eterna, el mejor regalo de la vida: un hijo.

John, que no se llama John porque usó otro nombre para protegerse, escribió en su publicación en Reddit que recuerda la "oleada de amor" que sintió la primera vez que vio a su hijo como si fuera ayer.

Como muchas parejas, John y su mujer Layla decidieron adoptar un niño luego de intentar durante años quedar embarazados sin éxito. En su búsqueda por esa difícil burocracia finalmente fueron emparejados con una pareja asiática que no podía cuidar de su pequeño bebé.

"Les aseguramos que el niño sería amado", escribió John en su publicación que terminó convirtiéndose en un video viral de TikTok. “Y era la verdad porque instantáneamente nos enamoramos de nuestro bebé".

Respetar su patrimonio cultural

El herencia cultural del bebé. de rasgos orientales, empezó a ser una preocupación para los padres adoptivos, quienes no veían en su estilo de vida el vínculo que creían que el niño debía tener con ese patrimonio.

"Nuestro hijo chino iba a ser criado en una casa incorrecta”, explicó John.
"Nos sentimos incapaces de proporcionarle ningún tipo de conexión con su herencia cultural e identidad", agregó el hombre.


Así que rediseñaron su vida y empezaron a exponer al niño y a ellos mismos a la mayor cantidad de cultura china posible, inscribiéndolo en clases de chino mandarín y entablando amistad con una pareja china que se convirtió en su tía y tío ’adoptivos’.

“Incluso hacíamos viajes familiares a China cada dos años”, agregó John.

El gran error

El tiempo pasó y el niño creció. 17 años habían pasado desde la llegada del bebé al a vida de John y Layla. El niño ya es un adolescente que está a punto de ingresar a la Universidad, para orgullo de sus padres.

Pero justamente cuando la familia estaban completando unos trámites para recibir asistencia financiera en la universidad descubrieron el error garrafal que habían cometido.

“Buscando en mi oficina el papeleo necesario, encontré sus papeles de adopción y fue solo entonces que los vi”, reveló John.

“Algo tan obvio, tan dolorosamente obvio, algo que ni mi esposa ni yo, en la estupidez de nuestra juventud, habíamos registrado".

“Los nombres en el papeleo de adopción eran Park y Kim, escritos en coreano. Nuestro hijo era coreano no chino", cerró sorpresivamente.

Así cerró la publicación el hombre y no sabemos cómo reaccionó el joven cuando se enteró que sus padres por error habían equivocado su herencia cultural. /Clarín