Ella tiene 12 años y él 15: fueron padres de un bebé prematuro

Martes, 19 de Enero de 2021 07:45

"Pedro" y "Laura" fueron padres de un bebé prematuro.



Con apenas 12 años, "Laura" dio a luz a un bebé en un hospital privado de Tecámac, México, luego de que ella y "Pedro", un menor de 15 años, construyeron su hogar en un cuarto con tablas de madera y piso de tierra. Al parecer enfrentaron juntos el abandono de sus familias. La historia generó un gran impacto.

La niña, cuya identidad real se preserva, entró en trabajo de parto tras tener un embarazo de ocho meses, justo después de que fueran visitados por empleados del ayuntamiento local, quienes los apoyaron para que el bebé naciera en un hospital privado local.

Los niños adolescentes fueron padres en las últimas horas de un bebé prematuro que nació el 13 de enero y el caso generó una enorme conmoción en México. Ambos fueron abandonados por sus familias cuando ella quedó embarazada.


Así, debieron construir su propio y precario alojamiento en un hogar solitario, hasta que la niña tuvo a su hijo en el hospital general de las Américas, en el municipio de Tecámac. El bebé pesó tres kilos.

Ambos viven en Santa María Ajoloapan, uno de los pueblos originarios de este municipio. Allí viven 10 mil personas en forma permanente.

Los jóvenes ya están recibiendo ayuda social y material que los contenga. Además, recibirán atención médica y psicológica. Mariela Gutiérrez Escalante, la presidenta municipal local, indicó que se registraron 70 mil menores en un censo realizado en el municipio, de los cuales casi 10 mil necesitan atención médica, psicológica o nutricional.

Según un informe del diario español El País, México tiene la mayor tasa de natalidad en mujeres adolescentes de todos los países miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE): 62 embarazos por cada 1.000 son de niñas y adolescentes.

Pese a que entre los años 2000 y 2006 se logró una reducción de más del 8%, entre el 2007 y el 2012 el incremento llegó casi al 15%. En 2017, dos de cada diez nacimientos en México eran de una mujer menor de 20 años.

El embarazo adolescente es la causa principal de mortalidad en niñas entre los 15 y 19 años en el mundo.

El 90% de las muertes ocurren en países en vías de desarrollo, como México y el resto de Latinoamérica, y la mayoría de estas son prevenibles. Pero la preocupación por esta problemática parte también de las tasas elevadas de abortos clandestinos y de la falta de conocimiento para buscar apoyo e iniciar control prenatal.

El embarazo adolescente no es solo un problema de salud global, sino que expresa desigualdad al presentarse en los estratos sociales bajos en comparación con los altos.

Las variaciones en México van desde 97 adolescentes por cada 1.000 mujeres embarazadas entre la clase más desfavorecida, a 15 adolescentes por cada 1.000 mujeres embarazadas en la más alta.

Está documentado que la diferencia más importante en cuanto a salud reproductiva tiene que ver principalmente con la inequidad en el acceso a los servicios de salud, la cual se encuentra claramente marcada por los estratos socioeconómicos. /Clarín