Los “hipopótamos de la cocaína” de Pablo Escobar deben ser sacrificados, dicen los científicos

Miércoles, 20 de Enero de 2021 06:16

Uno de los hipopótamos de la Hacienda Nápoles, en Medellín, donde Pablo Escobar tuvo un zoológico.



Los llamados "hipopótamos de la cocaína" de Pablo Escobar Gaviria están fuera de control y deben ser sacrificados, dicen los científicos.

Los expertos temen que los hipopótamos, que se reproducen en la cuenca del río Magdalena en Colombia, puedan arruinar el hábitat natural del país.

El capo de la droga, que fue asesinado a tiros a los 43 años en 1993, dejó cuatro hipopótamos que llevó a su zoológico privado en Colombia. Después de la muerte de Escobar, la mayoría de los animales en el zoológico fueron reubicados, pero se cree que estos cuatro hipopótamos escaparon.

Desde entonces, el número de hipopótamos fue en aumento y se estima que ahora hay entre 80 y 100 descendientes de las antiguas mascotas de Escobar. Los científicos creen que los hipopótamos representan una amenaza para la vida silvestre natural ya que su orina y heces son tóxicas y portan una variedad de bacterias peligrosas, informa The Telegraph .

Pablo Escobar importó en 1981 de un zoológico de Estados Unidos tres hipopótamos hembras y un macho para que formasen parte de la colección de animales exóticos de su Hacienda Nápoles, una finca de 3.000 hectáreas cerca del Magdalena, hoy dedicada al turismo.


Tras la muerte de Escobar los animales fueron a parar en su mayoría a zoológicos colombianos, pero, por la dificultad de trasladarlos y el alto costo de mantenimiento, los hipopótamos se quedaron donde los dejó su "patrón".

Amenaza ambiental

Si no se controla la situación, esto podría afectar a otras especies animales además de a los humanos, según algunos expertos. David Echeverri López, un ambientalista del gobierno, dijo: “Estos hipopótamos se convirtieron en parte de la identidad local. Pero el tiempo se está acabando".  Los científicos estiman que los hipopótamos podrían aumentar a 1.500 para 2024.

Se intentaron algunas soluciones, como reubicar o castrar a los animales para que dejen de reproducirse, pero algunos científicos creen que eso no sería suficiente para resolver el problema.

La ecologista Nataly Castelblanco-Martínez cree que la única solución para proteger el medio ambiente es acabar con los hipopótamos. Ella dijo: "A nadie le gusta la idea de dispararle a un hipopótamo, pero tenemos que aceptar que ninguna otra estrategia va a funcionar". El año pasado, algunos investigadores encontraron que los hipopótamos aportaron diversidad al ecosistema.

Un equipo de estudiosos, incluidos expertos de la Universidad de Sussex, dijeron que son un reemplazo para las llamas gigantes y un mamífero llamado notoungulado, ambos extintos.

El investigador John Rowan contó: "Si bien los hipopótamos no reemplazan perfectamente a ninguna especie extinta, restauran partes de ecologías importantes en varias especies".

Nacido en 1949 en Antioquia, Colombia, Pablo Escobar se convirtió en el líder del poderoso cartel de la droga de Medellín. Su cartel de drogas fue acusado de estar detrás de hasta el 80 por ciento de toda la cocaína enviada a Estados Unidos.

Escobar fue asesinado en Medellín durante un tiroteo cuando intentaba huir de la policía el 2 de diciembre de 1993. En el apogeo de su poder, se decía que era el séptimo hombre más rico del mundo.

Apodado el “Rey de la Cocaína”, Escobar no se detuvo ante nada para proteger su negocio de narcotráfico y estuvo detrás de los asesinatos de miles de personas. /Clarín