Día de furia en Lastenia: intentaron secuestrar a una nena de 13 años y encima terminó herida por la policía

Miércoles, 20 de Enero de 2021 18:04

Ocurrió durante el pasado martes. La menor herida tuvo que ser atendida en el hospital de Niños tras recibir un impacto de bala de goma.



En Lastenia se vivió un día de furia durante el pasado martes a raíz del intento de secuestro y abuso de una nena de 13 años. Un sujeto quiso raptarla en una camioneta, contó la mamá de la víctima.

Todo se descontroló por la noche cuando intervino la policía. Hubo pedradas y balazos de goma en medio de un verdadero caos en el que la misma nena terminó recibiendo un impacto y debió ser atendida en el hospital de Niños.

"Mi nena se había ido a la casa del padre y en el camino, alguien intentó levantarla en una camioneta, la invitó a subir. Este hombre le dijo de ir a dar una vuelta. Ella se asustó porque este sujeto la siguió", dijo María, madre de la víctima.

Además, comentó que un amigo de su hijo se puso a hablar con este sujeto sin darse cuenta de lo que sucedía, señal de que el atacante conoce a la familia. Esa situación generó que la niña pudiera huir del lugar y llegar hasta la casa de su padre.

El muchacho que se había acercado a hablar con el acusado sin darse cuenta que acosaba a la nena, habló con la familia y reveló la identidad del sospechoso.

"Es un vecino de toda la vida, de la edad de mi papá. Yo fui amiga de sus hijas. No lo podía creer", contó María, quien fue hasta la comisaría para hacer la denuncia respecto del relato de su hija, pero no recibió respuestas favorables.

"Me decían que espere, que había otras cosas más importantes. Después de dos horas me tomaron la denuncia y todo quedó ahí."

Después de la comisaría, María fue a hablar con la familia del denunciado y ellos comentaron que ya tenían problemas por violencia de género.

Más tarde, se encontraron con el sujeto. "Él salió a desmentir. Dijo que mi hija era la que quería subir a la camioneta. Salió su hija y dijo que no era para tanto. Después llegaron los policías y se quisieron llevar la camioneta. Interpretamos que la policía quería ayudarlo".

Tras ese episodio, los vecinos reaccionaron y comenzaron a tirar piedras y a romper la camioneta debido a la impotencia. Los efectivos reaccionaron con disparos de balas de goma. En medio del enfrentamiento, la misma nena atacada recibió un impacto de posta de goma y tuvo que ser atendida en el Hospital de Niños. "Mi nena está ahora doblemente herida"./Los Primeros


.