Después de pasar 17 años bajo tierra, saldrán billones de cigarras

Jueves, 21 de Enero de 2021 06:19

Las cigarras no representan peligro para los humanos. A pesar de su gran tamaño, no pican y son en gran medida inofensivas, incluso para perros y gatos.



Cuando el 21 de marzo la primavera llegue en el hemisferio norte, 15 estados de EEUU serán escenario de un raro fenómeno natural: billones de cigarras emergerán de debajo de la tierra tras despertar de una hibernación de 17 años.

Se espera que una colonia de estos insectos, conocida como Brood 10, aparezca por primera vez desde 2004 en Delaware, Georgia, Illinois, Indiana, Kentucky, Maryland, Michigan, Carolina del Norte, Nueva Jersey, Nueva York, Ohio, Pensilvania, Tennessee, Virginia, Virginia Occidental y Washington D.C., detalla Cicada Mania.

Los habitantes de esos estados se preparan para escuchar un extraño ruido parecido a "miles de radios desafinadas de automóvil". Y causa terror entre los habitantes.

El motivo del impresionante ruido serán billones de cigarras que tras vivir los últimos 17 años bajo tierra, saldrán a la superficie.

Durante esos 17 años estuvieron bajo tierra chupando la savia de las raíces de los árboles. Luego, cuando el clima se calienta en su decimoséptimo año, salen a la superficie, escalan los árboles y se despojan de sus exoesqueletos inmaduros.

"Las comunidades y granjas con grandes cantidades de cigarras que emerjan a la vez pueden tener un problema de ruido sustancial", señaló Eric Day, del Departamento de Entomología de la Universidad Virginia Tech. "Con suerte, cualquier molestia por la perturbación se ve atenuada por lo poco frecuente y sorprendente que es este evento".

Estas masivas apariciones cigarras se producen de forma periódica cada 13 o 17 años, dependiendo de la especie.

Se cree que estos insectos aparecen en cantidades tan grandes para abrumar a sus depredadores en una "extraña estrategia de sobrevivencia" conocida como saciedad depredadora.

Aparte de generar un fuerte ruido que puede resultar molesto, las cigarras también representan una amenaza para huertos, criaderos de árboles ornamentales y viñedos de la zona, no porque se los coman, sino por usarlos para su puesta de huevos.


La implantación del huevo daña las ramas y las hojas e incluso puede detener el crecimiento o directamente matar a los árboles pequeños y las plantas jóvenes.

Las cigarras no representan peligro para los humanos. A pesar de su gran tamaño, no pican y son en gran medida inofensivas, incluso para perros y gatos.

Después de unos meses de volar, aparearse y llenar el bosque con sus canciones ensordecedoras, las cigarras adultas mueren al final del verano. /Clarín