La banda de los monos chorros roba a los turistas y les pide comida como pago de rescate

Viernes, 22 de Enero de 2021 09:47

Estos primates les quitan sus pertenencias a los turistas y luego los extorsionan.



Un reciente estudio descubrió que los monos ladrones del templo de Uluwatu, en Bali, aprendieron a juzgar los objetos de mayor valor para los turistas, los cuales roban para luego intercambiarlos por comida como pago de rescate.

Estos astutos primates prefieren apuntar a artículos que los humanos tienen más probabilidades de intercambiar por comida, como productos electrónicos, en lugar de objetos que a los turistas les importan menos, como hebillas para el cabello o pañuelos, dijo el doctor Jean-Baptiste Leca, profesor asociado de psicología del Departamento de la Universidad de Lethbridge, en Canadá, y autor principal del estudio.

Los teléfonos móviles, carteras y anteojos se encuentran entre las posesiones de alto valor que los monos pretenden robar. "Estos monos se han convertido en expertos en arrebatárselos a los turistas distraídos que no escucharon las recomendaciones del personal del templo de mantener todos los objetos de valor dentro de bolsos con cremallera firmemente atados alrededor del cuello y la espalda", dijo Leca.

Para llegar a estas conclusiones el investigador se pasó más de 273 días filmando las interacciones entre los monos y los turistas que visitan el templo. Gracias a esto se percataron de que los animales exigían mayores recompensas, como más comida, para regresar los artículos de mayor valor.

Las negociaciones entre un mono ladrón, un turista y un personal del templo suele durar varios minutos. La más larga espera para que un rescate fuera aceptado y el objeto devuelto fue de 25 minutos, incluyendo unos 17 de negociación. Cuando el artículo hurtado era de menor valor, era más probable que los monos concluyeran con éxito las sesiones de trueque aceptando una recompensa menor.

A diferencia de muchos estudios previos que han examinado comportamientos similares, los monos de Uluwatu, un templo hindú, son animales que se crían en libertad y no se los observaba en un laboratorio.

Los primates aprenden estos comportamientos durante la juventud, hasta los cuatro años de edad, según la investigación, que fue financiada por el Consejo de Investigación de Ciencias Naturales e Ingeniería de Canadá (NSERC) y el Instituto de Investigación del Juego de Alberta (AGRI) y publicada. en Philosophical Transactions of the Royal Society.

Robar y hacer trueques es una expresión de inteligencia cultural por parte de los monos, dijo Leca. "Estos comportamientos se aprenden socialmente y se han mantenido a lo largo de generaciones de monos durante al menos 30 años en esta población". /Crónica