Salió de su casa sin avisar, nunca volvió y ahora hallaron su auto incendiado

Miércoles, 03 de Marzo de 2021 05:52

IRRECONOCIBLE. En un principio se descartó que el auto fuera del joven desaparecido, pero luego las pericias lo confirmaron.



El martes se cumplió una semana desde que Cristian Iván Iñigo salió de su casa en el barrio La Loma, en Salta capital, y hasta el momento no apareció. El joven de 27 años dejó su hogar en horas de la tarde noche para abordar su Volkswagen Voyage color negro. Dejó dicho a la familia que volvería esa misma jornada.

Como si la ausencia del salteño no fuera demasiada preocupación para su familia, en las últimas horas desde el Ministerio Público Fiscal confirmaron que el auto hallado en la madrugada del miércoles 24, completamente incinerado, pertenece a Iñigo.

Desde que Iván salió con destino a Orán, donde según su familia fue a retirar unos papeles de una moto que compró, el tiempo transcurrió y la situación comenzó a llamar la atención. Al cabo de varias horas la familia decidió radicar la denuncia y a partir de ese momento se activó el protocolo de búsqueda de personas a cargo de la Policía Salta.

Según lo informado por su núcleo más íntimo, es muy extraño que el joven se fuera de casa sin antes avisar, por el contrario, "siempre dice a dónde se dirige y cuándo va a volver", sostuvo Celeste, hermana de Cristian. Sin embargo, esta vez la incertidumbre es absoluta, no solo porque hasta el momento no hay rastros de Iñigo sino también porque hallaron su vehículo en un descampado de Pichanal totalmente quemado.

En medio de la búsqueda a la familia de Cristian le informaron sobre un siniestro vial ocurrido en el norte de la provincia, al parecer el vehículo presentaba las mismas características de las señaladas por ellos. El rodado fue encontrado en un descampado de Pichanal, totalmente quemado. En principio descartaron que se tratara del Voyage negro del joven, sin embargo, y al cabo de algunos días del hallazgo, desde el Ministerio Fiscal confirmaron que se trata del auto de Cristian Iñigo.

A raíz de la relevancia del hecho, ayer el procurador general de la Provincia, Abel Cornejo, decidió crear una unidad fiscal para investigar el caso. Están a cargo de las diligencias la fiscal penal de Orán, Claudia Carreras, y el fiscal penal de Salta capital, Gustavo Torres Rubelt, ambos de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas.

Como primera medida ordenaron realizar un rastrillaje con perros de la Policía y drones en la zona donde fue hallado el vehículo. También ordenaron la realización de pericias sobre el automóvil, con el objetivo de conocer el origen del foco ígneo y recoger las medidas probatorias necesarias.

El hermetismo por parte de los fiscales que investigan el caso es total. Sin embargo, fuentes cercanas a los pesquisas Tribuno señalaron que una persona dijo haber observado el momento en que al parecer un hombre desciende del auto, un VW Voyage, y le prende fuego.

El auto fue encontrado incinerado en un descampado de la localidad de Pichanal. Tras el hallazgo peritos del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) trabajan para determinar si en su interior hay pruebas que vinculen al joven buscado.

Los sabuesos norteños también tratan de establecer quién es la personas que vio el testigo descender del auto y lo prendió fuego. A través de distintas técnicas tratan de que el testigo describa y grafique con la mayor certeza a la persona que vio.

Investigadores sostuvieron que al chequear los papeles del vehículo se dieron cuenta de que el mismo no está a nombre del joven buscado. Llamaron al supuesto dueño y esta persona confirmó que le había vendido el auto a Cristian Iñigo, de esa manera lograron certificar que se trata del auto en el que el salteño salió el martes 23 con destino a Orán.

De bajo perfil, cuenta la familia, Cristian Iñigo salió el martes 23 de su casa en el barrio La Loma sin su teléfono celular, con lo cual al momento de intentar rastrearlo no pudieron hacerlo. Sus allegados sostuvieron que no tiene redes sociales ni le da mucha importancia al celular.

Inmersos en la incertidumbre absoluta, familiares y amigos del joven esperan por segundo tener novedades de él y saber que se encuentra bien. Entre los datos aportados desde sus más allegados, señalaron que Cristian es un joven que no tiene problemas con nadie, más bien de bajo perfil y hasta señalaron que es poco comunicativo con su familia.

La investigación inicialmente fue a parar a los despachos del fiscal Pablo Paz y fue derivada a la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, desde donde se trabaja en dar con el paradero del hombre de 27 años, que responde a las siguientes características fisonómicas: tez morena, contextura física robusta, 1,70 m de estatura, cabello corto color negro y ojos negros. /El Tribuno Salta