Lara Bernasconi disfrutó en Punta del Este, con su esposo Álvarez Castillo y su hijo Iñaki

Lunes, 08 de Marzo de 2021 07:35

Lara y Federico juegan con Iñaki en el mar, saltando las olas de La Mansa, de José Ignacio.



Tras un verano inusual, marcado por la pandemia, Federico Alvarez Castillo (61) y la modelo tucumana Lara Bernasconi (42) llegaron a la playa en febrero, para un plan especial de vacaciones junto a su único hijo juntos, Iñaki, que en abril cumplirá 4 años.

Especial, porque él, inquieto y laburador, atiende sus proyectos al tiempo que disfruta de la familia y de la playa.

Pasó un año y un mes del episodio del “chancho volador”, en el que involuntariamante se vieron involucrados y pidieron disculpas en su momento.

Esta temporada, los Álvarez Castillo recalaron en su casa de Las Coronillas los primeros días de febrero.



Las Coronillas es un proyecto inmobiliario que desarrolla él, de 22 lotes (de cinco hectáreas cada uno) sobre la laguna de José Ignacio, con la impronta personal que el fundador de Etiqueta Negra sabe darle a cada emprendimiento que toca con su varita mágica.

Queda a unos cinco minutos del pueblo de José Ignacio y su página web lo define como “lugar de encuentro con mi familia durante las vacaciones de verano”.

También ocupa su agenda The Colette, un lujoso proyecto inmobiliario en Manantiales, del que Álvarez Castillo se ocupa de la imagen.

El nuevo año 2021 no les permitió ese deseado encuentro familiar, ya que los hijos mayores de Federico, Josefina (que junto a su pareja, Aquiles Pirovano, ya lo convirtieron en abuelo de Federica), Luna e Indalecio, fruto de su relación de 22 años con Paula Cahen d ?Anvers, no consiguieron el permiso para viajar.

Pero sí disfrutan los dos de las “gracias” del benjamín de la familia, Iñaki, que se da sus primeros largos baños de mar y también ensaya tiros de golf con sus palos XS, emulando los swings de su papá.  /La Nación