Cómo superar los complejos que puede causar el tamaño del pene

Martes, 16 de Marzo de 2021 06:08

El tamaño del pene es un tema de preocupación para los hombres.



El tamaño del pene y la importancia del coito durante las relaciones sexuales hacen que pareciera que culturalmente la calidad del sexo dependa del hombre. Algunos hasta evitan tener encuentros, practican técnicas de alargamiento de pene que ven en internet e incluso, buscan operaciones para alargar el miembro.

“Hay varones que creen que tener un pene ‘grande’ aumenta su posibilidad de éxito en la vida. Están convencidos de que parte de su inseguridad radica en esa cuestión, al punto que este pensamiento se torna persistente y molesto a lo largo de su cotidianidad”, detalla a Con Bienestar Federico Rinaldi (M.N. 46.757), psicólogo y miembro de la Sociedad Argentina de Sexualidad Humana (SASH).

Los complejos que crea la longitud o el grosor del pene son completamente infundados porque la mayoría de los hombres tienen un miembro con proporciones normales.

El argumento de la ciencia

Según la información científica disponible, un equipo de urólogos británicos reunió todos los estudios publicados sobre la materia. Se quedaron con los 20 mejores artículos científicos, que suman una muestra de 15.521 penes de procedencias tan dispares como Corea del Sur, Tanzania, Jordania, Italia, Estados Unidos y Nigeria.

Lo primero es que la mayoría de los penes cuenta con medidas muy similares.

Los investigadores informaron que no encontraron correlación sólida entre el tamaño del pene y otros rasgos físicos como la altura, la masa corporal o el tamaño de manos o pies.

Lo concreto es que el tamaño del pene no está relacionado directamente con la posibilidad de experimentar placer ni la capacidad de proporcionarlo a la pareja.

Derribando mitos sobre el tamaño del pene

“Hay un campo cultural que apaña algunas de estas inseguridades. Darle sentido al síntoma creo que es fundamental. Hay numerosos términos utilizados para insultar y denigrar a las personas con estos complejos”, expone el especialista.

Es difícil saber con qué frecuencia este complejo se transforma en un trastorno porque quienes lo sufren no suelen buscar ayuda profesional.

Siempre que el cuerpo esté sano y funcione, no hay ningún motivo para preocuparse por medidas que no se pueden controlar.

Sin embargo, dice el especialista, “si un hombre cree que sufre dismorfia, debería hablar con algún médico o terapeuta especializado en sexología para superar su malestar”.

Es importante saber que los micropenes se diagnostican en la adolescencia.

Por eso es importante que durante ese período de la vida, la revisión médica sea exhaustiva. /TN