Vecinos de Anfama bajaron 12 horas a pie cargando a una anciana enferma sobre una tabla con ramas, tapada con plástico y atada “como un matambre”

Lunes, 12 de Abril de 2021 17:15

Captura de video



La periodista Mariana Romero publicó en las redes sociales otra historia impactante sobre la realidad de Tucumán:

A doña Flora Balderrama, de 80 años, se le durmió el brazo, después le mitad de arriba del cuerpo y, al final, la mitad de abajo.

Dejó de hablar y, por momentos, de respirar bien.

Doña Flora es de Anfama, alta montaña. A 8 horas a caballo de cualquier ruta.

Pero eso no es todo.

El helicóptero de la Provincia, según sus familiares y vecinos, estaba en el taller.

No había solución.

Entonces, 25 vecinos decidieron hacer lo imposible: armaron una tabla con ramas, la envolvieron en colchas, la ataron como un matambre, la taparon con un plástico porque llovía y empezaron a bajarla. Doce horas duró la peregrinación.

Imagen

Abajo, los esperó un tractor, que la llevó a una casa donde la buscó una ambulancia. Doña Flora ya no reconocía a nadie.

El detalle: la ambulancia llegó sin médico. Sólo camillero.


Así comenzaron a desatarla para pasarla al vehículo, que solo traía camillero.

Ya en la ciudad, en el hospital Avellaneda, le tomaron los parámetros y dijeron que estaban normales. Que se vuelva a la casa.

La familia pidió que la revisen. Tenía el brazo muy hinchado.

Ahí se dieron cuenta de que la había picado un bicho. Probablemente, una araña. Entonces, le hicieron estudios, y se dieron cuenta de que un riñón ya no le funcionaba.

En Anfama no hay médico más que una o dos veces por mes. La escuela tiene WiFi, pero queda apagado parte del día.

Para comunicarse hay que llamar por teléfono a una base de la DAU, que llama a Mala Mala por radio y de ahí se comunican con Anfama.

Doña Flora está internada todavía pero bien, lúcida, ya se sienta en la cama.

Dice que no le va a alcanzar la vida para agradecerle a esa procesión de gente que salió a las 7 de la mañana con ella atada al hombro y logró ponerla en una ambulancia al anochecer.

No tengo foto de ella ya recuperada. Pero la imagen de esa gente haciendo lo que no hace el Estado no se me va a borrar más.