Cinco errores muy comunes que destruyen la economía hogareña

Miércoles, 14 de Abril de 2021 06:44

AHORRISTAS. La falta de experiencia, la ansiedad y la incertidumbre suelen inducir a errores que pueden acarrear graves consecuencias.



Las finanzas personales son la gestión financiera que requiere un individuo para presupuestar, ahorrar y gastar sus recursos monetarios a través del tiempo, pero manejar el dinero de forma correcta resulta para la gran mayoría una tarea difícil de realizar.

Existen varios hábitos que pueden parecer inofensivos, pero que poco a poco amenazan nuestra estabilidad económica y, de no tomarse las precauciones a tiempo, podrían arruinarla por completo.

Tener paciencia, constancia y mirar hacia el futuro es necesario para ver crecer las finanzas, como así también evitar cometer ciertas equivocaciones. A continuación, un detalle punto por punto de los cinco errores más comunes.

1. Gastar dinero que aún no ingresó y/o gastar más de lo que uno gana.
Muchas veces es inevitable, como en temas de salud, pero generalmente se gasta por apuro. Según explicó el Gerente de Research de InvertirOnline, José Ignacio Bano, adquirir un auto cuando no es realmente necesario, o hacer un viaje muy costoso por conocer un lugar puntual, serían dos ejemplos de este tipo de gastos por ansiedad y no por necesidad.

"Esto obliga a pedir dinero prestado, generando una deuda, para poder cumplir con ese objetivo. Si por el contrario, optamos por no apurarnos y en lugar de estar pagando los intereses esperamos para hacer la compra, ahorrando e invirtiendo para generar además ganancias, lo que estaremos consiguiendo es no pagar de más", destacó.

2. Hacer un mal uso de la tarjeta de crédito.
Los gastos a corto plazo y por placer suelen ser muy tentadores, pero generalmente atenta contra el largo plazo. El ser humano es cortoplacista por naturaleza, uno tiende a gastar de más especialmente en cuestiones relacionadas con la diversión o la comodidad, minimizando el efecto de la deuda que ese gasto genera si es que no se tiene capital para afrontarlo.

El Magister de Finanzas y Director de Liebre Capital, Ezequiel Starobinsky, detalló que "tenemos la tendencia a subponderar la tasa de interés en las deudas, especialmente en la capitalización de los intereses. "Es habitual tener un pasivo de una deuda a cierta tasa de interés que va capitalizando, que sería la famosa bola de nieve en las tarjetas de crédito, especialmente en países como el nuestro que las tasas son tan altas".

Las tarjetas de crédito ayudan a pagar poco a poco los gastos más grandes. Por lo que se debe tener en cuenta para su buen uso, es fundamental conocer la capacidad de endeudamiento que tenga cada uno, planificar las compras y pagar las deudas a tiempo.

3. No ahorrar, ni invertir.
Es importante empezar a familiarizarse con el tipo de cambio real, y saber que existen momentos en que es bueno ahorrar en dólares, cómo hay otros en que es más rentable hacerlo en pesos, tanto comprando cosas, como invirtiendo en plazos fijos o en bonos.

Según sostuvo Starobinsky, "los grandes ahorradores de dólares solo ganaron en 2001, 2018, 2019 y 2020. Sacado esos años, de 1990 a la fecha han sido grandes perdedores lo que guardaron dólares en la caja de seguridad".

"Hay una falsa sensación que con las devaluaciones la moneda dura recupera mucho poder adquisitivo. Tal vez sí los haga en el corto plazo, pero a lo largo del tiempo, el dólar en la caja de seguridad es siempre perdedor".

4. No planificar para el retiro.
Pensar que la pensión pública será suficiente para mantener el estilo de vida que se goza durante la etapa laboral es el gran error en el que caen muchos trabajadores.

En ese sentido, José Ignacio Bano destacó que "sabiendo que en la Argentina la realidad de los jubilados no es la más deseable, "es fundamental construir algo de capital que refuerce los ingresos, más allá de los que se puedan llegar a tener a través de la jubilación".

"Es una inversión a futuro para poder proyectar una vejez más tranquila", resaltó.

Empezar a ahorrar tarde es otro de los errores más comunes. Los expertos recomiendan hacerlo con los primeros salarios, ya que el ahorro sistemático permitirá acumular un capital final suficiente para constituir una renta que complemente la pensión pública.

El mercado financiero tiene varias opciones para inversionistas primerizos: seguros de retiro, plazos fijos, bonos, moneda extranjera y fondos de inversión son solo algunas de las opciones que se pueden conseguir en un banco.

En cuanto a las acciones, se requiere un mayor grado de conocimiento y es mejor evaluarlas como una opción a largo plazo. Además, es necesario tener algunos recaudos, como no invertir más del 15% del capital con el que se cuenta.

Una vez organizadas las finanzas personales, se deberá destinar entre el 10 y 15% de las entradas del dinero al fondo para la jubilación y elegir entre las opciones que ofrece el mercado financiero que estén disponibles para inversionista novatos.

5. No tener objetivos financieros claros.
No saber qué hacer con el dinero o no tener aspiraciones también puede hacer perder la batalla de mantener las finanzas saludables. Por esta razón es importante establecer ciertos objetivos a corto y a largo plazo, así sea ahorrar un salario completo o pagar las vacaciones al contado.

Entonces, hay que evitar los malos hábitos para mejorar la economía personal, pero también empezar a cosechar los buenos. "Una adecuada cultura de ahorro, pensando en el largo plazo, es saber que va a llegar un momento de la vida en que uno no va a poder mantener el ritmo actual de actividad, como para seguir generando buenos ingresos. "Pensar el dinero como un medio que en el tiempo te vaya dando libertad", fue otra de las recomendaciones de Starobinsky.

"Para esto hay que empezar a generar el hábito de estar atento al tipo de cambio real, para saber en qué moneda conviene invertir. Seguir de cerca los ciclos de la macroeconomía, y las diferentes oportunidades que van apareciendo", agregó.

Es por esto que para lograr una relación saludable con el dinero hace falta algo más que educarse sobre finanzas personales, será fundamental además hacer un trabajo consciente y profundo para desaprender los pre conceptos que actúan como palos en la rueda y que no solo nos impiden mejorar nuestra situación económica, sino que muchas veces terminan por destruirla.
/Clarín