“Ayuda, estoy secuestrada”: desgarradora carta recibió cuando fue a vacunar a una abuela de 85 años

Jueves, 10 de Junio de 2021 08:22

La abuela recibió su turno para aplicarse una dosis de la vacuna contra el COVID-19 en Ciudad de México y asistió con una acusación contra sus familiares.



Una mujer de 85 años escribió un mensaje en un papel en el que denunciaba a su hija y a su yerno por maltrato y se lo entregó a una enfermera cuando fue a vacunarse contra el coronavirus en México. “Ayúdenme por favor, que estoy secuestrada”, escribió.

La terrible historia de Caralampia, se conoció hace algunas semanas, pero se viralizó en los últimos días. La mujer recibió su turno para aplicarse una dosis de la vacuna contra el COVID-19 en Ciudad de México y asistió acompañada por una pareja.

Al momento de recibir el pinchazo, le entregó a la enfermera una carta escrita por ella en la que pedía auxilio. “Ayúdenme por favor, que estoy secuestrada por mi hija y su esposo”, decía. “Tengo un año aquí encerrada y no me dejan salir ni a la puerta de la casa. Les pido que me saquen de aquí por favor”, agregaba en el mensaje.

En la misma nota, la anciana anotó su nombre y el de los familiares que la tenían retenida. La terrible situación se destapó el domingo 12 de abril en la escuela vocacional número 7, en la alcaldía Iztapalapa.

Al toparse con esto, la enfermera entregó la nota a agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC-CDMX) que resguardaban el lugar y de inmediato detuvieron a los presuntos agresores.

Según informó la Policía en un comunicado, la anciana acudió al centro sin las personas que denunció y por eso aprovechó el momento para pedir ayuda. Los agentes que se encontraban en el lugar la llevaron a un lugar seguro y, según indicaron, allí permanecerá mientras se le da seguimiento a su caso.

Los agresores fueron identificados como Laura, de 39 años, hija de la denunciante, y Ramón, de 59, su esposo y yerno de Caralampia. Ambos fueron detenidos y presentados ante el agente del Ministerio Público, que definirá su situación jurídica y realizará las indagatorias pertinentes.

Los cargos por los que se los habría detenido, es por mantener en
cerrada y atentar contra la integridad física de la mujer de 85 años. /TN