Una madre mató a cinco de sus seis hijos asfixiándolos con una toalla para vengarse de su exmarido

Miércoles, 16 de Junio de 2021 05:59

La madre los fue despertando, llevándolos uno tras otro al baño donde los estranguló hasta la asfixia. Uno solo se salvó.



El juicio a una mujer bajo sospecha de haber matado a cinco de sus hijos de entre 1 y 8 años comenzó este lunes en Alemania, diez meses después de la trágica noticia que conmocionó a todo el país.

Christiane K. debe responder a los cargos de acusación por los cinco asesinatos ante el tribunal de Wuppertal (oeste del país). Se enfrenta a la pena de cadena perpetua.

Esta mujer de 28 años hasta ahora ha clamado ser inocente y su supuesto motivo aún queda por esclarecerse, de acuerdo a la Fiscalía. En la primera audiencia decidió mantenerse en silencio y no se le diagnosticó ningún trastorno mental.

La tragedia comenzó el 3 de septiembre de 2020 en el apartamento familiar en Solingen. En el acta de acusación, se señala que la madre drogó a sus hijos durante el desayuno para que se durmieran. Luego les preparó un baño con juguetes para ellos. Los fue despertando, llevándolos uno tras otro al baño donde los estranguló hasta la asfixia.

Luego los niños fueron envueltos en toallas y depositados en sus camas, donde fueron encontrados. La mujer se arrojó ese mismo día ante un tren en la estación de la cercana ciudad de Düsseldorf, pero sobrevivió a su intento de suicidio.

Su hijo mayor, de 11 años, que había partido temprano hacia la escuela aquella mañana, escapó al terrible destino de sus hermanas y hermanos.

La joven mujer, en arresto tras los hechos, llegó a afirmar que un hombre enmascarado había entrado en su apartamento y matado a sus hijos. Sin embargo, no se encontró la menor evidencia que sostuviera tal afirmación.

El fiscal Heribert Kaune-Gebhardt señaló que la mujer se había enterado de que su marido, del que vivía separada desde hacía un año, había encontrado una nueva pareja. El hombre, tercera pareja formal de Christiane, es padre de cuatro de los seis hijos.

Ese día la acusada habría intercambiado mensajes durante varias horas con su madre y su marido. A éste le escribió: “los niños están donde pronto estaré yo”, señaló este lunes el fiscal.

Los servicios sociales conocían a la familia, pero las autoridades locales dijeron que no había señales de que los niños estuvieran en peligro.

Los niños muertos fueron identificados como Luca, de 8 años; Timo, de 6; Sophie, de 3; Leonie, de 2; y Melina, de 1.

El alcalde local, Tim Kurzbach, encendió una vela en la casa donde los niños perdieron la vida antes de publicar en Facebook: “Estoy conmocionado y profundamente afectado por la noticia de que se han encontrado cinco niños muertos en nuestra ciudad. Lloro estas cinco vidas”. /TN