El fotógrafo del Instituto JIM está muy afectado por las sospechas de abuso

Jueves, 16 de Septiembre de 2021 07:57

A LA ESPERA. La cámara Gesell a dos menores puede ser clave para definir el futuro de la causa.



El abogado del fotógrafo que fue señalado en la causa por presunto abuso sexual en el Instituto JIM, aseguró que su defendido está devastado por la situación y resaltó que no hay pruebas que sustenten las sospechas.

José Ferrari aseguró que el sospechoso "trabaja desde hace 41 años como fotógrafo particular. Ha trabajado independientemente para distintas instituciones y en todo ese tiempo nunca tuvo ningún reclamo por parte de algún cliente o institución”.

El fotógrafo “está totalmente consternado y angustiado por esta situación, ni siquiera termina de entender quién es la madre del niño que lo denuncia. No sólo nunca recibió un reclamo, sino que tampoco es una persona que tenga algún antecedente”, afirmó el letrado.

Según el abogado, el malestar afecta tambíen a la familia de su defendido, no sólo por lo inmediato, sino también pensando a futuro, porque saben que, aún cuando se confirme su inocencia, lo sucedido le impedirá reinsertarse en el mundo del trabajo.

Ferrari afirmó que tiene en su poder todos los elementos de trabajo del fotógrafo, incluida la memoria en la que se registran tomas del momento que fue señalado por la madre denunciante, destacando que dichos elementos están a disposición de la Justicia.

Se trata de algunos de los elementos que deben ser peritados y que, junto con la declaración de dos niños en cámara Gesell, aportarán pruebas para que se defina si la causa avanza o va a parar al archivo.