Un médico conocido como el “doctor aborto” fue detenido por el abuso sexual de una paciente en Córdoba

Jueves, 14 de Octubre de 2021 16:47

Spiro Antonio Dellisanti.



El médico Spiro Antonio Dellisanti -conocido como el "doctor aborto" por sus múltiples prácticas clandestinas antes de la legalización de la IVE- fue detenido este miércoles por una denuncia de abuso sexual contra una paciente en Río Primero, Córdoba.

La orden fue dada por la fiscal de Delitos Sexuales, Alicia Chirino. La imputación es por el delito de "abuso sexual con acceso carnal", que prevé una pena de entre 8 y 20 años de prisión.

La denuncia, según reporta La Voz del Interior, fue realizada por una joven que fue a una guardia por un dolor estomacal. Sin embargo, contó que una vez en el consultorio, Dellisanti trabó la puerta, le hizo quitarse la ropa y, con la excusa de que podría estar embarazada, le hizo tacto vaginal.

“Justicia en tiempo real es la mejor manera de cincelar el proceso de recuperación de la confianza pública herida de muerte”, apuntó el abogado de la joven denunciante, Carlos Nayi.

La Directora del Centro de Salud, la doctora Yuraly Molina, y el Secretario de Gobierno, Ramiro Sánchez, se pusieron a disposición de la Justicia para colaborar en el esclarecimiento del caso.

"Nos pusimos a entera disposición de la denunciante y de su familia, quienes cuentan con la contención y el asesoramiento de Punto Mujer y de nuestro Equipo Interdisciplinario municipal”, aseguraron.

Dellisanti se hizo conocido hace varios años como “doctor aborto”, cuando trabaja en una clínica donde se realizaba esta práctica en forma clandestina.

Al acusado se lo condenó también por falsificar la identidad de una beba y por las graves secuelas que sufrió una joven tras una intervención.

Dellisanti ya purgó cuatro condenas por diferentes delitos relacionados al aborto clandestino, además de una causa en la que baleó a un policía.


"Fui por un dolor de estómago. Me atendió este médico y me dijo que me tenía que hacer tacto porque estaba embarazada de tres meses", le contó la denunciante al medio local El Diario del Pueblo.

Relató que el profesional la obligó a no retirarse aduciendo que era ginecólogo y sabía del tema. "Insistió muchas veces, me dijo que tenía que confiar. Yo no quería, me daba vergüenza. Pero cerró la puerta con trabita y me hizo tacto vaginal", denunció.

La chica contó que el médico terminó diciéndole que se hiciera un test para confirmar el supuesto embarazo. "Cuando salgo, le cuento a mi pareja y a mi mamá, y ellos tomaron cartas en el asunto", explicó.

La explicación del Municipio

El médico fue contratado el 1° de julio para cubrir una licencia de una profesional, y cumplía funciones de guardia. “Fue esa misma médica la que recomendó a este hombre para su reemplazo”, afirmaron desde el Municipio.

Al acusado solo le pidieron el curriculum profesional y desconocían sus antecedentes penales
, según declaraciones reproducidas por ElDoce.tv y El Diario del Pueblo.

"Desde que los funcionarios municipales tomaron conocimiento de lo dispuesto por la Fiscalía, la Municipalidad se puso a disposición de la Justicia para esclarecer esta causa, y el contrato se dio de baja", explicaron las fuentes municipales. /Clarín