“Tranca, yo soy barata y soy la mejor”: quién es la azafata que cayó por contrabandear joyas, relojes y oro en un vuelo de Buenos Aires a Miami

Viernes, 15 de Octubre de 2021 21:05

Laura Diana Schulz no sería la única que cometía este tipo de delitos. La justicia investiga a otros colegas suyos.



"Primero te comento que soy tripulación y tenemos muchísimo más control que un pasajero. En aduana y seguridad al salir de USA, acá llegando y con mis jefes. Equipaje reglamentario y todo prolijito. Y hay cosas que obviamente no puedo traer", dice uno de los mensajes de WhatsApp del teléfono móvil de una azafata argentina retenida a fines de septiembre en un control de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, en Ezeiza.

El plan de la mujer era contrabandear oro, joyas, relojes y fajos de dinero?, en un vuelo de Buenos Aires a Miami escondidos en su equipaje.

"Todo tiene arancel de aduana que yo dejo al pasar un porcentaje así a la que te criaste salvo electrónica que eso sí tiene su precio fijo, pero también todo depende del día aduanero, humor etc, etc. Por eso los precios de cualquier cosa que no sea electrónica lo digo cuando las tenga en mano y cuando regrese. Igual tranca que yo soy barata, jaja. Por eso soy la mejor", dice en otro tramo uno de los diálogos que le descubrieron a Laura Diana Schulz (58).

La azafata de American Airlines fue procesada por Marcelo Aguinsky, a cargo del Juzgado Penal Económico N° 6.

El juez encontró pruebas en su contra por tentativa de contrabando y lavado de activos, en una investigación realizada por Pablo Turano, fiscal de la Procuración General de la Nación.

El análisis de todos los objetos dio como resultado que la azafata tenía más de US$ 200.000 en valores.

Esta suerte "mula VIP" -tal como la conocen en la jerga aeroportuaria- está en libertad porque los delitos que podrían llevarla a la cárcel por más de tres años son al mismo tiempo excarcelables.

Acompañada por su abogado, negó cualquier ilícito y argumentó que lo que se intentó llevar sin éxito a Estados Unidos era parte de su "herencia familiar". Y dijo que todo iba a "a una caja de seguridad" en ese país.

Sin embargo, su situación es complicada. En base a lo que le dijo Schulz a las autoridades de la PSA cuando fue retenida; en base también a la cantidad de oro y joyas no permitidos por la normativa aduanera y cuyo origen no pudo justificar: el juez Aguinsky encontró pruebas de tentativas de ilícitos cuando el 23 de septiembre pasado iba a subir al vuelo AA900 del cual era tripulante e intentó contrabandear por Ezeiza valores que suman unos US$ 210.000.


Aguinsky la embargó este viernes por 93 millones de pesos, le retuvo el pasaporte -estaría suspendida de su trabajo- y le prohibió salir del país.

Según pudo saber Clarín, la Justicia también considera que en los WhatsApp de Schulz hay indicios de que trabajaba como "pasadora" de modo habitual. También que podría tener compañeros y compañeras en la misma tarea, y que habría empleados de aduana y conexiones privadas y oficiales en los Estados Unidos que participan de una red de contrabando de oro y joyas. En el mercado de la calle Libertad las conocen como "palomas".

Por ejemplo, hay diálogos en los que habla de introducir en el negocio a una compañera: "Pregunta. Si hay... podemos iniciarla a Maggie, que es una joyita? Que empiece con un bloquecito suchard??? Después contame. Maneja tranqui. besoooooo", le escribió Schulz a Santiago T.

?En su indagatoria ante el juez, la procesada aseguró que los llevaba para unos "nenes". Pero siendo prácticamente inexistentes en el mercado de golosinas, como bloquecitos Suchardt se conoce también a los lingotes de oro pequeños, de 250 gramos, como los que la azafata llevaba en sus maletines.

"La Srta. Schulz no es una pasajera ocasional. Trabaja en la misma aerolínea comercial hace más de 20 años, registra un promedio de aproximadamente 80 horas mensuales en vuelos internacionales, conoce la normativa vigente y se encuentra capacitada y entrenada para hacer cumplir esas reglas a los demás", dijeron fuentes judiciales para contrarrestar el hecho de que cuando fue retenida por la PSA tras el alerta de los scanners dijo que se trataban de "moneditas de UNICEF”, la agencia de la infancia de Naciones Unidas para la cual argumentó hacía beneficencia.

También llevaba y traía dinero de distintos países, especialmente dólares.

Y que además no se dio cuenta de que sobrepasaba los límites aduaneros para sacar del país no superiores a  US$ 10.000.

El juez consideró que tampoco pudo mostrar correspondencia entre lo que intentó sacar del país y el origen de esos fondos, que no pudo acreditar hasta el momento de su procesamiento.

Supo Clarín que le incautaron 2.204 gramos de oro, en pequeños lingotes, brazaletes, pulseras, aritos, cadenitas y colgantes, prendedores, relojes marca Rolex. Y también le secuestraron fajos de US$ 11.413; de $ 19.360; de 292.000 pesos colombianos, y pequeñas sumas de moneda uruguaya y chilena.

Lo que hizo el juez fue pedirle a los expertos del Banco Ciudad que peritaran los valores secuestrados y es lo que le permitió establecer la suma total de de US$ 210.000 como parte de la operación.

Los diálogos de WhatsApp de la azafata, en los que aparecen numerosos contactos al tanto de lo que hace y como parte de sus acciones, revelan otros asuntos comprometidos.


El caso se destapó el pasado 23 de septuembre por la PSA.

En uno habla de los dólares que lleva: "Había 400 en el medio uno con cara chica y uno medio cortado en los fajos y dos cara grande pero mala onda la cara en el fajo de los 7 mil. Te los mando igual no son malos peor por ahi a Dami no le sirven. Le doy 1400 o 2 mil por las dudas y me trae vuelto ?????", le comenta a Santiago T., cuyo celular tiene característica de EE.UU.

Se cree que podrían estar hablando de un negocio ya habitual la Argentina. Lo que ocurre con el billete de 100 dólares "cara chica" (diseño viejo) de Benjamín Franklin, que se paga menos o no se acepta en Argentina y hay quienes hacen una diferencia llevándolo y trayéndolo del exterior.

El caso de esta "mula VIP" podría ser el "hilo de una gran madeja", dicen los investigadores. /Clarín