El fisicoculturista ruso que se casó con una muñeca sexual y tuvo un romance con un pollo halló otro amor

Martes, 30 de Noviembre de 2021 08:35

Yuri Tolochko se había unido en matrimonio a fines de 2020, pero terminó la relación para casarse con una segunda amante de silicona.



En diciembre de 2020, el fisicoculturista ruso Yuri Tolochko se volvió viral después de casarse con su muñeca sexual; según los informes, le había "propuesto" matrimonio en diciembre de 2019. Pero este matrimonio feliz no estaba destinado a durar, y unos meses después de la boda compartió fotos de su segunda esposa artificial.

Según informó desde su cuenta de Instagram, la relación con Margo, la muñeca sexual con la que se casó, llegó a un punto difícil después de que ella se rompió y tuvo que ser reparada. Mientras estaba en la tienda, Tolochko reveló que la había engañado con otras dos muñecas, Lola y Luna. Fue esta segunda quien reemplazó a Margo como esposa de Tolochko, como éste informó a sus más de 100 mil seguidores:

"Como saben, Margot y yo terminamos. Ahora tengo una nueva esposa y no voy a parar. Quiero tener un harem. Haber aprendido de esto causó que una compañía de muñecas sexuales quiera enviarme una de las mejores. Yo escogí esta. Es tan frágil e increíblemente sexy. Pronto me la enviarán", anticipó emocionado en un posteo.



Efectivamente, pocos días después el deportista compartió las primeras fotos junto a su nueva esposa. La imagen de Luna causó revuelto en Instagram, ya que su aspecto es tan juvenil que parece una adolescente, algo que Tolochko explicó diciendo que "solo que se ve así porque es asiática y muchas de ellas se ven muy jóvenes". Apenas meses después de anunciar su llegada, Tolochko compartió las fotos de su luna de miel por Bulgaria.

"No tuve la oportunidad de disfrutar de una luna de miel con Luna hasta ahora. La pandemia cambió enormemente los planes de todos, así que cuando tuve la oportunidad de ir a Bulgaria por trabajo, me alegré de poder llevar a Luna", comentó junto a las fotos de la pareja comiendo en un restaurante y paseando por las calles de Sofía, la capital de la nación balcánica.

Muñecas y ceniceros: para el amor no hay límites

Su reciente luna de miel no es la primera ocurrencia que llevó a Tolochko a aparecer en los titulares internacionales.

Antes de sentar cabeza con Luna, el fisicoculturista tuvo un breve romance con un cenicero que conoció en el club donde a veces baila: "Me gustó su olor, el toque del metal en mi piel. Es fantástico", declaró con orgullo a Jam Press. "Me gusta el toque del metal afilado en mi piel, me emociona, así que creo que pueden entender lo que me atrae de este cenicero".

En otro momento, se hizo viral por una extraña relación que tuvo con un pollo crudo y que lo hizo nuevamente viral por lo perturbador del hecho.


En respuesta a las preguntas de sus seguidores, el actor erótico y fisicoculturista contó que se identifica como un hombre pansexual, que puede enamorarse de "un personaje, una imagen, un alma, no solo una persona".

"A muchas personas les gusta el hecho de que hablo abiertamente sobre lo que me gusta, lo que amo, que muestro abiertamente mi sexualidad y mis fetiches. Esto inspira a muchos y, a su vez, también me inspira el hecho de que a la gente le encanta y les ayuda", agregó. /Crónica






contexto en caja popular