"Me fui con un chico de Tinder a las sierras cordobesas, pasó el Covid y volví 12 días después y de novia"

Miércoles, 12 de Enero de 2022 07:13

El romántico relato de una joven usuaria de Twitter se volvió viral.



Las historias de amor parecen abundar en los últimos tiempos, cuando la templada primavera le dio paso a este verano intenso. En Twitter, los usuarios cuentan sin pudor, de arriba a abajo, cada detalle sobre cómo conocieron a su pareja; amor en tiempos de Covid.

En esta ocasión, una joven, bajo el usuario "Feminati" (@SoyFeminati) contó cómo fue su experiencia romántica con un chico que conoció en la red social de citas Tinder y enterneció a más de uno con su relato que se hizo viral.

"Gracias a Tinder y al Covid estoy de novia", comenzó la joven en su relato, en el hilo que publicó en Twitter. Como un resumen de la situación, la usuaria dijo que "matcheó" con el chico, se fue "a pasar un finde a las sierras" y terminaron "aislados 12 días e iniciando un noviazgo post brindis de año nuevo".

Luego, continuó su excelente historia: "Un fin de semana, aburrida, me descargué Tinder. Ya tenía una cuenta, pero hacía mucho que no la usaba. La cuestión es que reincidí, como tantas otras veces. Matcheé con Maxi, que claramente me parecía bonito, pero además en su descripción decía que ’sabía de todo un poco’. Yendo".

Tras especificar si comenzó a hablar con su ahora novio, un sábado a un domingo, la usuaria destacó que su charla con el tal Mazi "fluía bien", por lo que le dio a un "punto a favor" al inicio de la relación. "Le veía cara conocida de algún lugar y resultó ser que teníamos varias personas en común. Había un único problema: hincha de talleres. ¿Yo? De Belgrano, obvio", dijo, un poco desilusionada por el cuadro de su cita de Tinder, aunque enamorada por todos los demás atributos.

"Al día siguiente de nuestra primera charla, no me escribía. Decidí escribirle yo pese a que no suelo tener mucha iniciativa. Me respondió un par de horas después, bien. Seguimos hablando unos días más. En un momento pensé que no iba a pasar más que eso: un par de charlas copadas", agregó en su relato.

Luego, en el próximo tuit del hilo viral, contó: "Un martes a la noche, hablando de nuestras ganas de tomar helado, sucedió: me invitó a salir. El tema es que la invitación era para Ya, a buscar helado un miércoles feriado a las 2 de la mañana. No la pensé mucho, el pibe me copaba. Tomé algunas medidas de cuidado y yendo".



En ese momento, la chica aseguró que los dos habían hecho un recorrido buscando alguna heladería abierta y que encontraron una siendo casi las 3 de la madrugada. "Pedí chocolate vegano y limón, él no me acuerdo. Fuimos al Buen Pastor y charlamos. Un montón. De repente la policía nos invitó gentilmente a retirarnos. Fin de la cita", relató.

Como le gustaba mucho el chico, decidió pedirle su número cuando terminó su primera cita, que concretó gracia a haberse quedado "chateando a la madrugada", a pesar de que, según contó, usualmente se va a dormir temprano.

"Inventamos el concepto de ’citas sin contexto’ y durante varios días nos dedicamos a tener citas improvisadas, planeadas sobre la hora. Todas eran un éxito. Todas", comentó la joven, quien también detalló el tierno gesto que se tuvieron el uno al otro: "Un día llegué a su casa y tenía un regalo para mí: una vaquita de crochet. Morí de amor. Le puse Máxima y está en la repisa junto con mis cosas favoritas. Al día siguiente, antes de volver a casa, le dejé una notita en el baño como para matarlo de amor a él también. Funcionó".

Ella dijo que la mayoría de las propuestas venían del lado del chico, por lo que se le ocurrió "ponerse las pilas" e invitarlo a pasar dos días en las sierras. "Aprovechamos que en nuestros trabajos nos daban días por navidad y nos fuimos al campo desde el miércoles hasta el viernes. Nos tocó un clima ideal. Pileta, sierras, comida, aire acondicionado y muchos mosquitos. Ah, también armamos nuestro propio cine en el living", contó.

"Ahora se empieza a picar la historia", manifestó la usuaria de Twitter quien contó que fueron a las sierras el miércoles previo a Nochevieja, salieron a cenar y el jueves pasaron "un día increíble", hasta que a la noche, llegaron los síntomas de Covid-19: fiebre y dolor de garganta.


Tras hisoparse, los dos se aislaron. "Nos agarró el 31 entre pañitos fríos en la frente (cuando quiero puedo ser un amor) y paracetamol", resaltó ella. El momento cúlmine de la relación llegó cuando a cero horas del 1 de enero del 2022,  "después de brindar con Coca", él le dijo que quería ser su novio. "Y yo también quería ser su novia. Segundo match", celebró la usuaria.

"Volví a mi casa después de 12 días. Se me secaron todas las plantas, solamente sobrevivieron los cactus. Y acá estamos, viendo cómo sigue esta historia. Gracias Tinder"; concluyó en su tierno relato la joven en su cuenta de Twitter.

Los comentarios siempre están a la orden en cada publicación de la red social del pajarito. Entre las opiniones más destacadas que escribieron los usuarios, se encuentran: "Ahhhhh, que linda historia. Me genera esperanzas de nuevo jaja. Disfruten mucho de la compañía del otro"; "Salido de película. Amo Fuerte. "Morí de amor. Qué flashero todo"; "Morí de amor con esta historia... Me parece que me voy a bajar la app". /Crónica






contexto en caja popular