En un gesto de apoyo al Gobierno, el portaaviones USS George Washington de EEUU arribará a la Argentina

Viernes 02 de Febrero de 2024, 21:17

Así lo confirmaron fuentes oficiales. Será en mayo. En la Armada nacional se preparan actividades



El portaaviones USS George Washington de la Marina de los Estados Unidos arribará a la Argentina en el próximo mes de mayo. Así lo confirmaron fuentes oficiales , que además descartaron por el momento la realización de ejercicios en la región, aunque confirmaron que habrá actividades en conjunto con la Armada Nacional.

El USS George Washington, llamado así en honor al primer presidente de los Estados Unidos, es el sexto portaaviones de propulsión nuclear de clase Nimitz. Estos son considerados piezas centrales de las fuerzas navales estadounidenses. Se trata de los buques de guerra más grandes del mundo, que apoyan y operan aviones que participan en ataques contra objetivos en el aire, a flote y en tierra que amenazan el libre uso del mar, y participan en operaciones sostenidas de proyección de poder en apoyo de las fuerzas del país norteamericano y de la coalición, tal cual lo destacan en la US Navy.

 

El portaaviones -que tiene una eslora de 333 metros, 78 de manga y mide 74 metros de alto en su superestructura- y su grupo de ataque también participan en operaciones de seguridad marítima para interceptar amenazas a la marina mercante e impedir el uso de los mares para el terrorismo y la piratería. Además, brindan capacidades únicas para la respuesta a desastres y la asistencia humanitaria.

 

El año pasado, el buque volvió a reincorporarse a la Marina tras finalizar un largo periodo de trabajos mantenimiento, reparación y modernización que se extendió por seis años. Su proceso de reacondicionamiento se alargó debido a las dificultades e impedimentos que surgieron a raíz de la pandemia de coronavirus.

Estas obras, que incluyeron el cambio de combustible de los reactores nucleares, estuvieron a cargo del astillero Huntington Ingalls Industries (HII), desde donde han destacado que con la realización de estas tareas se asegura la operación de la embarcación por los próximos 25 años.

Una vez finalizada esta etapa, el portaaviones fue sometido a diversas pruebas de mar y de sistemas abordo, llevadas a cabo por la US Navy, junto a representantes del astillero y del gobierno estadounidense presentes. Se puso en marcha una evaluación integral del estado material del barco para garantizar que esté completamente preparado para su vuelta al servicio y a las operaciones marítimas.

El buque finalmente desembarcó en el muelle de la Estación Naval de Norfolk a fines de mayo pasado y ahora está listo para reincorporarse a la Séptima Flota de los Estados Unidos, que opera en el Pacífico, teniendo como asiento la Base Naval Yokosuka, Japón.

El USS George Washington fue destinado a esa base en 2008, cuando sustituyó al ex portaaviones USS Kitty Hawk, otro buque con historia, ya que participó en la guerra de Vietnam y luego se utilizó como escenografía en películas de Hollywood, como Top Gun. /Infobae