Sigue la rebelión de los mozos de la Rosada: sacaron a los de Presidencia

Lunes 05 de Febrero de 2024, 07:02

El Gobierno avanzó en la reducción de las asignaciones extraordinarias.



Sigue la rebelión de los mozos de la Casa Rosada con el Gobierno: desplazaron de su sector de trabajo a los de Presidencia y hay quejas por el pago de las horas extras de diciembre que fue realizado el 1.º de febrero. En el oficialismo, están decididos a avanzar en una auditoría para corroborar su función y cumplimiento.

Hay varios empleados que cobraron la mitad del monto asignado a trabajo extraordinario que venían recibiendo y hay malestar porque no hubo una diferencia respecto al sueldo del mes pasado tras el aumento del 16%.

Uno de los mozos le expresó a este medio: “Mi sueldo se mantuvo, no tuve ningún aumento real. Me bajaron la cantidad de horas extras y lo equilibraron con la suba del 16%. En diciembre cobré $450.000 y en enero lo mismo”.


No tienen definiciones sobre lo que pasará con las asignaciones de tiempo extraordinario de enero. El Gobierno tiene hasta el 15 de febrero para definir las medidas, ya que es el día límite para que los empleados pasen las horas extras y sean aprobadas por los funcionarios.

Hasta el mes pasado, el sueldo neto de los mozos se componía en un 60% de horas extras. TN pudo acceder al recibo de uno de estos y corroboró que de los $450.643 que cobró en diciembre, el 58,32% estaba asignado a trabajo extraordinario.

Es por eso que la quita de horas extras que impulsó el oficialismo mediante una resolución del secretario de Transformación del Estado y de la Función Pública, Armando Guibert, afecta especialmente a los mozos, más allá de que aplique para todos los trabajadores del Estado.

Quisieron negociar directamente con la secretaria general de la Presidencia, Karina Milei, y con el jefe de gabinete, Nicolás Posse, pero no lograron establecer contacto. En el pasado, aseguran que dialogaron directamente con el exfuncionario Santiago Cafiero por la asignación de horas extras.

Tampoco pudieron acercarse a Javier Milei. Cuando le llevan café los frena su secretario privado, Mario Suli, y les agarra la bandeja. Él entra con el pedido y el personal se retira. Lo mismo sucede cuando le llevan el almuerzo, pero con el agregado de que sus custodios le prueban la comida antes.

El Gobierno apartó a los antiguos mozos de Presidencia del sector y los reubicó en diferentes plantas. A más de un trabajador de la Casa Rosada le llamó la atención verlos fuera del espacio en el que trabajaron durante más de 30 años.

Según se comentó en los pasillos de Balcarce 50, la decisión tendría que ver con razones ideológicas y con que la cúpula del Ejecutivo no quiere que eso influya en la información que circula. Por eso es que los reemplazaron por tres mozos jóvenes de otros sectores.

Hasta el momento, no hubo recortes en el personal de los mozos ni se espera que los haya. Sí hubo bajas en el personal administrativo de jefatura de gabinete y de secretaría general. En diciembre, no renovaron alrededor de 60 contratos y en enero dieron de baja a 25 empleados más a los que les habían renovado el contrato por un mes.

Esto forma parte del plan de reducción del Gobierno, que será efectuado mes a mes con desafectaciones de personal. Según pudo saber TN, Karina Milei realizó una auditoría de su cartera y cree que puede funcionar con un poco más de 600 trabajadores de los 1060 que la componen.

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) está en una puja con el Gobierno por la reintegración de empleados desafectados, las mejoras salariales y la asignación de horas extras. En la última paritaria, negociaron un aumento del 16% con grandes quejas por los despidos y el derecho a huelga.

El Gobierno mantiene la postura de auditar todos los ravioles del Estado para desafectar a los empleados que no consideren eficientes y sostiene que reducirán las horas extras establecidas para compensar sueldos.

Más de 20.000 trabajadores del SINEP tienen asignaciones extraordinarias. “Hay un número alto de irregularidades que va a intentar de reducirse para que tampoco haya diferencias entre empleados por haber tenido una relación diferencial con funcionarios”, expresó a este medio un dirigente.

El oficialismo buscará modificar el esquema de proporción de personal derivado a políticas públicas y a lo administrativo, que actualmente está en un 70/30. El Ejecutivo quiere llevar ese porcentaje a un 60/40 con reasignaciones y modificación de planta.

Qué dice la resolución

“Al respecto, se informa que en virtud del objetivo de racionalización de los recursos del Estado establecido en el Decreto N.º 8/2023, y a fin de contar con una ordenada gestión funcional de la distribución de actividades del personal de su dependencia, a partir del día de la fecha, queda suspendida la asignación de horas extraordinarias, debiendo programarse las tareas operativas en la jornada legal normal de trabajo de cada agente”, comienza.

“Excepcionalmente, para el caso de que se encuentre acreditada la imposibilidad de dar respuesta a impostergables necesidades operativas que comprometan manifiestamente el servicio público, se podrá solicitar fundadamente la asignación de servicios extraordinarios. Para ello, se deberá planificar las funciones del organismo y el personal necesario para cumplirlas”, continúa.

“En este último caso, la autoridad con rango no inferior a Director Nacional; General o equivalente, deberá solicitar la asignación de los servicios extraordinarios, previo informe circunstanciado sobre las causales que impiden dar cumplimiento a los requerimientos de servicios, fundado en un análisis de dotaciones y modalidades operativas”, agrega.

“La citada solicitud deberá elevarse a la máxima autoridad administrativa con competencia en la administración del presupuesto de cada jurisdicción o entidad, quien la aprobará o denegará. Esta última comunicará tal decisión al área responsable de los recursos humanos y a la autoridad requirente. A su vez, cada autoridad administrativa deberá informar mensualmente a esta Secretaría, con copia a la Dirección Nacional de Seguimiento de la Inversión en Capital Humano del Sector Público Nacional del Ministerio de Economía, la asignación de servicios extraordinarios autorizados y el impacto presupuestario”, concluyó. /TN