Donald Trump sorprende a la OTAN al alentar un ataque de Rusia a los aliados europeos de Estados Unidos

Domingo 11 de Febrero de 2024, 14:47

El ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en un acto en Carolina del Sur.



Donald Trump prometió una oleada de expulsiones masivas de migrantes en caso de ganar nuevamente la presidencia de Estados Unidos, y puso en duda que un gobierno suyo garantice la seguridad de la OTAN frente a Rusia, durante un acto de campaña en Carolina del Sur.

Trump, que con frecuencia reprocha a miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) de no financiar adecuadamente la alianza, también sostuvo que se negaría a defender a alguno de esos países frente a Rusia, en caso de que se encuentren en mora.

El ex mandatario refirió una conversación con un gobernante que no identificó durante una reunión de la OTAN.

"El presidente de un país grande se levantó y preguntó: ’Pues bien, señor, si no pagamos y Rusia nos ataca, ¿usted nos protegería?’. Y le respondí: ’Si usted no pagó, usted ha cometido un delito’".

"No lo protegería. De hecho, animaría [a Rusia] a hacer lo que le dé la gana. Tiene que pagar, tiene que pagar sus cuentas", enfatizó Trump.

La Casa Blanca rechazó esas declaraciones.

"Alentar invasiones de nuestros más cercanos aliados por parte de regímenes asesinos es espantoso y desquiciado", dijo el portavoz Andrew Bates.

Donald Trump y Angela Merkel durante una cumbre de la OTAN en 2019.

"Más que hacer llamados a la guerra y promover el caos, el presidente Biden seguirá apoyando el liderazgo estadounidense", agregó el vocero.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, afirmó el domingo que estas declaraciones de Trump "socavan la seguridad de todos".

"Cualquier sugerencia de que los aliados no se defenderán entre sí socava la seguridad de todos, incluida la de Estados Unidos, y expone a los soldados estadounidenses y europeos a un riesgo mayor", subrayó en un comunicado.

El Senado de Estados Unidos debatirá la semana próxima sobre el paquete de ayuda que engloba 95.000 millones de dólares para Ucrania -en guerra tras ser invadida por Rusia-, para la lucha de Israel contra los militantes del grupo islamista palestino Hamas y para Taiwán, su aliado estratégico.

La mayor parte sería para ayudar a Ucrania a reponer los agotados suministros de municiones, armas y otras necesidades cruciales, a las puertas de cumplirse dos años de guerra.


Dudas con Ucrania

En más de una ocasión Trump se ha mostrado dudoso e incluso contrario a continuar con la asistencia de Estados Unidos a Ucrania e incluso ha amenazado con salir de la OTAN, si regresa a la Casa Blanca.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, acusó a Trump de "servir a los intereses" del presidente ruso, Vladímir Putin, tras amenazar ayer con no proteger a los países de la OTAN que no destinen suficiente dinero a la defensa colectiva.

Michel calificó de "imprudentes" estas declaraciones del ahora aspirante republicano a la Casa Blanca y remarcó, sin mencionar a Trump de forma explícita, que sus palabras "no traen más seguridad ni más paz al mundo", según dijo el político belga a través de un mensaje en la red social X.



A juicio del presidente del Consejo Europeo, los comentarios de Trump cuestionan la seguridad de la propia Alianza Atlántica y "la solidaridad del artículo 5" del Tratado de la OTAN, que es el que garantiza una defensa colectiva en caso de que un miembro del bloque sea atacado militarmente por otro país.

Según Michel, las palabras del expresidente estadounidense "vuelven a enfatizar la necesidad de que la Unión Europea desarrolle urgentemente su autonomía estratégica e invierta en su defensa", además de trazar un plan para "mantener fuerte" a la OTAN.

"La Alianza Transatlántica ha apuntalado la seguridad y la prosperidad de estadounidenses, canadienses y europeos durante 75 años", añadió el presidente del Consejo Europeo, la institución comunitaria integrada por los presidentes y primer ministros de los 27 países miembros de la UE.


Contra los migrantes

Trump además se congratuló por el hundimiento del proyecto de ley para abordar la crisis migratoria en la frontera con México y aseguró que habrá una masiva "operación de deportación" desde su primer día en el cargo.

El abandono del proyecto bipartidista esta semana en el Senado estadounidense puso de relieve el férreo control de Trump sobre los republicanos, al negarle al presidente demócrata Joe Biden una victoria en el candente tema de la inmigración.

El proyecto legislativo incluía también un paquete de ayuda adicional a Ucrania e Israel, que ahora será tratado por separado.

"Aplastamos el desastroso proyecto de ley de fronteras abiertas del corrupto Joe Biden", declaró Trump en el mitin el sábado por la noche.

"El primer día acabaré con todas las políticas de fronteras abiertas de la administración Biden e iniciaremos la mayor operación de deportación nacional en la historia de Estados Unidos. No tenemos opción", dijo.

En el mitin, Trump también hizo comentarios burlones sobre Nikky Haley, exgobernadora de Carolina del Sur y su rival en las primarias republicanas en las que se halla muy rezagada.

"¿Dónde está su marido? íOh, no está, no está!", dijo con ironía para resaltar que Michael Haley, esposo de la aspirante republicana, no la acompaña en sus actos electorales.

"¿Qué le pasó a su marido? ¿Qué le ocurrió?", repitió, haciendo efectos dramáticos con su tono de voz.

Muy distanciada de Trump, la exembajadora ante la ONU replicó secamente en la red X.

"Michel se encuentra al servicio de su país, algo sobre lo que usted no sabe nada. Una persona que permanentemente le falta el respeto al sacrificio de las familias de los militares no tiene nada que buscar como comandante en jefe", afirmó Haley.

Michel Haley cumple un año de despliegue militar en Yibuti, en el Cuerno de África. También él respondió a Trump. "¿La diferencia entre los humanos y los animales? Los animales no permitirían que el más tonto de ellos sea quien dirija la manada", escribió también en X, junto a la foto de un lobo. /Clarín