Vendidas y separadas al nacer: la emotiva historia de las gemelas que se encontraron gracias a TikTok

Martes 13 de Febrero de 2024, 06:46

Su emotivo reencuentro destapa no solo el poder de la tecnología para reunir a personas, sino también la sombría realidad del tráfico de bebés.



La sorprendente historia de las gemelas Amy Khvitia y Ano Sartania ha sacudido las redes sociales y generado un intenso debate sobre la identidad y el destino. 

Separadas al nacer, vendidas y criadas en diferentes hogares, estas dos jóvenes se enteraron de su vínculo fraternal gracias a un video que se volvió viral en TikTok. 

Su emotivo reencuentro destapa no solo el poder de la tecnología para reunir a personas, sino también la sombría realidad del tráfico de bebés en Georgia, donde algunos datan del año 2005. 

Este caso conmueve y, al mismo tiempo, plantea preguntas urgentes sobre la ética médica y el derecho a la identidad.

El comienzo de todo

En la localidad de Mar Negro, se encontraba Any, de 12 años, mirando Georgia Got´s Talent en la televisión de su hogar. 

Pero algo sucedió de repente. 

Una niña con un aspecto similar al suyo se encontraba en el escenario cantando una canción frente a los espectadores y el jurado.

“Todos tenemos un doble”, respondió su supuesta madre cuando Any fue corriendo a contarle qué había visto en el show de talentos.

El tiempo pasó y nadie más volvió a hablar sobre el tema. 

Sin embargo, en 2021 Amy decidió hacer público un video suyo, con el pelo azul y las cejas perforadas, en la red social TikTok.

Gracias a su amiga, quien decidió enviarle el video de Any porque le parecía gracioso que se pareciera mucho a ella, Ano la vió por primera vez y decidió contactarla. 

Su primer encuentro tuvo lugar en Rustaveli, Tiflis, donde ambas describen la experiencia como mirarse en un espejo. 

Allí, no solo se dieron cuenta de su enorme parecido, sino también que eran gemelas.

Ambas decidieron buscar la verdad y descubrieron que los certificados de adopción contenían datos falsos. 

Al confrontar a sus padres adoptivos éstos les dijeron que no sabían que eran gemelas y que las compraron por un alto precio.

El reencuentro por un grupo de Facebook

Las gemelas encontraron un grupo de Facebook integrado por personas que sospechaban ser hijos que fueron separados de sus verdaderos padres y vendidos ilegalmente al nacer. 

Amy decidió contar su historia sin muchas esperanzas. 

Pero un día recibió una respuesta de una joven alemana diciendo que en la Maternidad de Kirtskhi en 2002, su madre había dado a luz a dos gemelas, aunque en ese entonces le afirmaron que nacieron muertas, tras la historia de Amy las dudas salieron a la luz.

Luego de que las pruebas de ADN dieran positivo, las gemelas de 22 años no solo conocieron a su madre biológica, Aza Shoni, sino también a la joven alemana, quien es su hermana. 

Las chicas revelaron su verdadera identidad y también conocieron la verdadera historia: Aza Shoni, había caído en coma tras de su nacimiento en 2002, y su esposo las había vendido a distintas familias. /Perfil