Estaba en fecha de parto, pero los médicos la confundieron con otra paciente y su bebé nació muerta

Martes 13 de Febrero de 2024, 11:21

La joven tenía que someterse a una cesárea de emergencia por una serie de complicaciones, pero, a causa de una confusión en hospital, no la atendieron y, unos días más tarde, su bebé nació muerta.



Madison Goodwin, una joven británica de 18 años, estaba esperando a su primera hija, Valentina. Entre la emoción por su llegada, comenzó a sufrir una serie de complicaciones en la semana 36 de embarazo. Por esta razón, decidió prevenir cualquier inconveniente y acudió al hospital.

Una vez allí, a pesar de las advertencias de la chica, los médicos la mandaron a su casa y le dijeron que en unos días la volverían a revisar.
Sin embargo, ese sería el principio de una tragedia imperdonable.

Madison no había tenido un embarazo fácil. En los primeros meses, tuvo que ser internada debido a una deshidratación y frecuentemente sentía dolores intensos en la espalda, al punto de no poder caminar.

“Primero pensaron que podrían ser cálculos renales, luego que era una infección por agua. Ella no estaba bien y nadie parecía tener una respuesta”,
expresó Dawn, la mamá de Goodwin, en diálogo con The Sun. Según su testimonio, el centro médico actuó con negligencia desde el principio.

El 11 de enero, Madison fue al hospital ya que le dijeron que le tenían que hacer una cesárea de urgencia. Sin embargo, en un episodio confuso, el personal médico le explicó que se habían confundido con una paciente con el mismo nombre y que tenía que volver a su casa. Supuestamente, en los próximos días, debía volver para que la revisaran.

Madison y Matteo llamaron "Valentina" a su hija. (Foto: The Sun)
Madison y Matteo llamaron "Valentina" a su hija.

Pero la joven sabía que algo no andaba bien y, dos días después, cuando volvió a hacerse la ecografía, le comunicaron que ya no había latidos. “Todavía estoy en shock. Todo sucedió tan rápido, ella estaba acá y de repente ya no está”.

Madison y su pareja, Matteo, pasaron dos días en el hospital con el cuerpo de la bebé esperando que realicen una autopsia completa. Ahora, se encuentran a la espera de los resultados y exigen que se haga justicia.

“La idea de que otras personas pasen por algo tan horrible es igual de espantosa: sucede muy a menudo y simplemente se pasa por alto. Esto causó mucho dolor y un trauma de por vida. Quiero que la gente lo sepa si eso evita que vuelva a suceder”, expresó Goodwin.

En un comunicado, el hospital que atendió a la chica informó que se está realizando una investigación para esclarecer los hechos y aseguró que está en “contacto estrecho” con la familia afectada. /TN