"Milei redobla la apuesta contra la casta y se respalda en los mercados": el artículo que retuiteó el Presidente

Jueves 22 de Febrero de 2024, 10:30

Javier Milei



El Presidente retuiteó esta mañana un artículo firmado por la periodista Liliana Franco en Ambito, titulado "Javier Milei redobla la apuesta contra la casta y se respalda en los mercados".

El texto comienza señalando que en los últimos días, el presidente Javier Milei recrudeció sus críticas a lo que considera “la casta” descalificando a legisladores, a gobernadores, al círculo rojo, a sindicalistas, a afines a su pensamiento como el diputado Ricardo López Murphy (lo acusó de “traidor”) y hasta cantantes populares como el resonado caso de Lali Espósito.

Esta virulencia verbal genera inquietud en analistas que se interrogan cómo hará el primer mandatario para llevar adelante las profundas transformaciones que se propone alcanzar sin buscar consensos, peleándose con casi todos y se interrogan sobre cómo continuará la gobernabilidad.

Esta situación contrasta con la realidad de los mercados. Pese a la no sanción de la ley base, los dólares financieros operan con tranquilidad y los futuros del tipo de cambio empiezan a convalidar el crawling peg oficial de 2% mensual en el corto plazo, es decir descartan un salto cambiario inminente.

Desde este punto de vista, los mercados parecen creer en el ajuste fiscal tras una caída de casi 40% del gasto primario en términos reales en enero, explicado por un 35% de reducción en los gastos corrientes primarios y de un 86% en las erogaciones de capital.

En este contexto, el Banco Central sigue acumulando reservas, continuó reduciendo pasivos remunerados -la política de tasa de interés de los pases fue menos de la mitad de la tasa de inflación- y por el éxito del BOPREAL logró absorber prácticamente un tercio de la base monetaria aliviando el exceso monetario.

El programa oficial cuenta además con el espaldarazo de la visita al país de la número 2 del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gita Gopinath, en una clara muestra de respaldo al programa argentino ya que no es habitual este tipo de viajes.

Debe tomarse en cuenta que tras la devaluación de fin de año y la liberación de precios, el acuerdo con el FMI contempla que a partir de abril se reformule el programa de estabilización y, en este sentido, se presupone que Gopinath analizará con el Gobierno los lineamientos de política económica para resolver nuevas definiciones.

La contracara del ajuste es la fuerte caída que vienen registrando tanto la actividad -en diciembre la industria cayó 12,8% interanual- como los ingresos de la población -resulta particularmente evidente en casos como las jubilaciones que perdieron cerca de un tercio en términos reales en los últimos meses-.

Para que esta situación se revierta son necesarias inversiones y los analistas consideran que para atraer capitales se precisan reformas estructurales como cambios en la legislación laboral (hoy frenados en la Justicia) que promuevan la generación de empleos.

La respuesta del presidente Milei a la resistencia gremial a los cambios fue desregular las obras sociales. Quienes conocen bien a Milei dicen que está profundamente convencido de que la Argentina tiene que desarmar todo un entramado de regulaciones que condenaron a la decadencia del país. “Así como el ajuste fiscal no se negocia, tampoco negociará las transformaciones que él cree que la Argentina necesita”, explican en el entorno del primer mandatario.

No cree “en el toma y daca” de la negociación tradicional. Puede ceder en aspectos que supongan una mejora a su propuesta, pero no en la esencia de lo que considera sus iniciativas para sacar a la Argentina de la decadencia.

“Es un outsider de la política”, sostienen en su entorno. Considera que representa el “basta” que la gente planteó con su voto en contra del status quo, representado fundamentalmente por la política, pero también sectores como el empresarial y sindical o la justicia, “y no está dispuesto a transar”.

Milei redobla sus apuestas

“Tanto por su convicción como por su personalidad, Milei es alguien que cuanto más los enfrentan, más redobla la apuesta” afirman sus allegados. En algunos casos la estrategia puede resultar exitosa, como estaría sucediendo ahora con algunos gobernadores que estarían tratando de acercarse a la Casa Rosada.

Distinto es el caso del gremialismo ya que el Gobierno espera una multiplicación de los conflictos. La decisión oficial es, de todas formas, “jugar fuerte” contemplando que “la gente tiene un profundo rechazo del sindicalismo” (a pesar de la caída del salario).

El Presidente suele tomar distancia de las cuestiones del día a día. Sostienen en su círculo íntimo que concentra su esfuerzo en definir los grandes lineamientos, con su mesa chica conformada por su hermana Karina y el asesor Santiago Caputo.

La instrumentación queda en manos de los ministros, particularmente valora la gestión de Luis Caputo (Economía) por la marcha del programa económico, y de Sandra Pettovello (Capital Humano).

Al respecto, el jefe de Estado pondera lo que considera la “buena relación” que han entablado Caputo y Pettovello a pesar de uno tener la responsabilidad de cuidar los recursos y la otra asistir a los más necesitados. Más aún, se comenta que Pettovello lleva al Palacio de Hacienda iniciativas que también contemplan una reducción de los gastos particularmente con el desarmado de “fuentes de corrupción”.

Con todo, en el Gobierno también se observan retrasos en la gestión administrativa. Las criticas se dirigen hacia la Jefatura de Gabinete, por las demoras en resolver cuestiones, como por ejemplo, las designaciones. Ponen, como algunos de los ejemplos, el retraso en aceptar la renuncia de Guillermo Ferraro al área de Infraestructura y pasarla a la órbita de Economía y, más recientemente, que aún no se haya oficializado al futuro titular de la Anses, Mariano de los Heros, tras el despido de Osvaldo Giordano a comienzo de mes llevando a la ridícula situación de que los aumentos establecidos recientemente tuvieron que ser firmados por el funcionario despedido.