La “doble vida” del ex chofer de Alex Caniggia: influencer solidario de día y animador de fiestas de noche

Sábado 16 de Marzo de 2024, 16:17

En la rutina de Emilio Cresce conviven dos facetas tan antagónicas como particulares. Por la mañana colabora con comedores y hogares de ancianos, pero a la noche se codea con famosos en bares y boliches. “En los dos lugares la gente necesita pasar un



Emilio Cresce saltó a la fama por ser el chofer de Alex Caniggia durante varios años. Su estrecha relación con “El emperador” y las constantes apariciones públicas como dupla provocaron una explosión de seguidores en sus redes sociales. Al ver el alcance que tenía, decidió llevar adelante una “doble vida”: de día realiza acciones solidarias y de noche es animador de fiestas.

“Cuando me di cuenta del alcance que teníamos empecé a pensar en ayudar a la gente”, relató a TN “El Tano”, el apodo con el que lo conocen sus más de 250 mil seguidores en su cuenta de Instagram.

Las acciones solidarias comenzaron con algo pequeño: una docena de empanadas y una pizza para el primer premio, y otra pizza a elección para el segundo. “Me di cuenta de que algunas cosas que me daban gratis podía darlas a alguien que lo necesitara. Cuando lo hice por primera vez, me llenó mucho el corazón y me prometí hacerlo muy seguido”, comentó.

Desde ese entonces fue que comenzó a sortear diferentes cosas, pero la vara de los regalos comenzó a subir rápidamente y en cuestión de meses terminó haciendo un sorteo impactante: regaló un Chevrolet Corsa modelo 99.

Video Placeholder
El influencer solidario Emilio "Tano" Cresce, quien también trabaja como DJ y animador de fiestas.

“Con el sorteo del auto me di cuenta de que la gente tenía otras necesidades, como la falta de comidas y útiles”
, reconoció Emilio, quien en ese momento tomó la decisión de comenzar a hacer sorteos sobre artículos de primera necesidad.

Así es como en sus redes sociales sortea desde un chango de un supermercado, hasta algunos kilos de carne o u tanque de nafta completo. “Vi que la carne estaba aumentando y sentí la necesidad de ayudar a la gente”, señaló.

Emilio reconoce que no puede ayudar a todos como él quisiera y ese es el principal motivo por el que llegó al método del sorteo: “Son totalmente gratis, ni siquiera es una rifa. No lo hago por plata, es para poder ayudar a la gente”.

En esa dinámica, le llegan pedidos tan conmovedores como impactantes: “Hay nenes que piden ayuda para sus mamás o para sus abuelos que los cuidan porque no tienen papás. La gente que necesita plata para tratar enfermedades también me conmueve mucho”. Como le tocó vivir en Concepción del Uruguay, a donde viajó para colaborar con un comedor que necesitaba útiles. “Conseguimos 800.000 útiles en dos días y ayudamos a un equipo de fútbol que lo necesitaba también”.

“Un grupo de ancianos me pidió comer carne porque hace un montón que no comían y les voy a llevar para hacer un asado”, comentó Emilio sobre el emotivo momento que vivió cuando fue a colaborar.

El influencer se reconoce como “un polirrubro”, pero también hace hincapié en tratar de “bajar un mensaje” que pueda ayudar en el futuro: “Quiero enseñarles que si yo pude, ellos también. Los trato de ayudar a buscar laburo”.

Lo cierto es que a ese día a día, colmado de solidaridad, “El Tano” le agrega una dosis de fiesta que está ligada a su trabajo de animador de eventos en bares y boliches. Ahí muestra una faceta completamente distinta a la que está acostumbrado.

“Siempre soy yo. Lo que aprendí en estos años es siempre ser uno mismo en las dos circunstancias aunque sean diferentes”, remarcó sobre su actitud tanto en las fiestas nocturnas como en las acciones solidarias.

En ese sentido, reconoció que trata de guardar “la energía explosiva” para las noches, y durante el día busca “escuchar a los demás y llevarles un poco de alegría para que sepan que se pueden superar las cosas”.

Así es que diferencia a “Emilio” de “El Tano”: “Cuando escucho a las personas soy Emilio y a la noche soy “El Tano”, más extrovertido y alocado que en algo solidario no lo puedo hacer. Siempre hay que mantener la energía positiva”.

Pese a que las dos realidades son muy distintas, Cresce encontró algunas similitudes: “Son personas que buscan pasar un buen momento. Capaz el que sale tuvo una semana de mier.. y busca salir a divertirse. Y en un evento solidario capaz también tuvieron una semana mala y buscan pasarla bien aunque sea esas horas”. /TN



“Lo que trato de hacer es trasladar esa energía, esa vibra buena, para que ellos la pasen bien”, completó el joven influencer, quien ya adelantó que busca lanzarse en su faceta musical ligada a la cumbia. /TN