“Un cafecito con Irma”: su abuela quiere un compañero y él emprendió una campaña en redes para conseguirle uno

Viernes 22 de Marzo de 2024, 15:49

Lo que comenzó como un chiste en una cena familiar se transformó en una misión para Alan que espera que tenga un final feliz.



Nadie hubiese adivinado el deseo de la abuela Irma cuando le preguntaron, durante una cena familiar, qué le gustaría que pasara este mes: “Conocer a un señor que me acompañe a tomarse un café y charlar”, dijo.

El juego lo inventó Alan, uno de sus cinco nietos, para amenizar la conversación. Cada miembro fue contando su pedido, pero las respuestas eran aburridas para Irma. “Pensaba. ‘¿Cómo divierto a esta gente? Están tirando abajo la reunión, es una pálida tremenda’”, recordó Irma en diálogo con TN.

Aunque todos se pararon y la aplaudieron por su picardía, a Alan la respuesta de la abuela lo impactó: “La adoro con locura y creo que es muy valiente que diga eso. No está fácil, creo que todos tenemos problemas para conseguir a alguien”, aseguró.

Con esto en mente, el nieto decidió recurrir a Instagram: “Tengo una abuela diosa, inteligente, compañera y divertida, lista para probar una aventura nueva”, puso en sus historias. Y siguió: “Hicimos un juego donde cada uno pidió un deseo que le gustaría que le pase este mes. Ella dijo ‘conocer un señor para tomar café y acompañarnos’”.

https://tn.com.ar/resizer/SgE9PA136ABaD_lH7stxq5JQizU=/767x0/smart/filters:format(webp)/cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/artear/M7OC3JMXK5CIZEFVLKSGDDZIEE.jpeg
Alan ama conversar con su abuela porque es "como una amiga". (Foto: cortesía de Alan Kronik)

Alan les pidió a las personas que tuviesen un abuelo soltero que se comunicaran con él, pero no le avisó a Irma que había emprendido la búsqueda del candidato para el #CafecitoConIrma.

Irma se enteró a través de su hermana, que le mostró lo que había hecho su nieto: “Ahí empecé a verlo de otra manera. Cuando lo hice fue medio como un chiste, pero todos los chistes, en el fondo, tienen algo de realidad”, aseguró la señora. Años después de haber perdido a su esposo, con quien tuvo una hermosa relación, surgió ese pensamiento que quedó reprimido hasta ahora.

Una mujer sabia

Alan describe a su abuela como “una mujer sabia, siempre tiene la palabra justa” y ama conversar con ella porque es “como una amiga”. “Es coqueta, es canchera, muy divertida, familiera”, resaltó.

Irma tiene 84 años, pero un espíritu joven. Le encantan los juegos de palabras, crucigramas. Disfruta mucho ir al cine (ve géneros de drama y romance) y al teatro, “pero es más lindo ir acompañado”, dijo.

Si bien ese deseo en la cena no era algo que Irma esperaba cumplir, aceptó la idea de acordar una cita con un señor “más o menos” de su edad (84 años) que también esté solo y dispuesto a conocer a alguien.

https://tn.com.ar/resizer/psliO0w4jO_fReDebJF9ycwDFCU=/767x0/smart/filters:format(webp)/cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/artear/BTQM2HTGDREI5KBT2SL3NMEGIM.jpeg
Irma se siente feliz y acompañada por su familia, pero le gustaría salir con alguien y tomarse un café. (Foto: cortesía de Alan Kronik)

El problema, comenta Alan, es que hay “escasez de abuelos”. Las pocas personas que le escribieron por mensaje privado le contaron que tenían abuelos y abuelas en la misma condición.

Cualquiera que sea el resultado, Irma se siente feliz y acompañada por su familia.

Sin embargo, para Alan, se convirtió en una linda misión. “Nunca es tarde para buscar estar bien, estar contentos. Su historia es importante no solo para ella, porque todos los nietos pensamos en cómo acompañar a los abuelos”, resaltó.

En caso de que algún señor quiera compartir con Irma (si hay algún nieto o nieta que tenga un abuelo que no se anima a dar el paso), puede comunicarse con Alan por mensaje directo en Instagram (@alankronik), ya que ella no tiene redes sociales -pero maneja WhatsApp a la perfección. /TN