La viuda del asesinado Rucci rompió el silencio: “Se cuenta la historia según la idea política que se tenga”

Martes 26 de Marzo de 2024, 07:05

La viuda del exjefe de la CGT José Ignacio Rucci, conocida como Coca, habló sobre su perspectiva de la fecha conmemorativa por el 24 de marzo y lo que vivió durante aquellos años antes de la Dictadura cívico-militar.



El periodista Eduardo Feinmann dialogó de forma exclusiva con Nélida Blanca Vaglio, conocida como ‘Coca’, quien estaba casada con José Ignacio Rucci, sobre la conmemoración del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia. De esta forma, recordó el día en que murió el papá de sus hijos y lo que vivió en los años anteriores y posteriores al asesinato, en Alguien tiene que decirlo por Radio Mitre.

“Vamos a tener un testimonio único, nunca habló en estos últimos 50 años, es la primera vez que va a hablar en un medio de comunicación”, presentó entonces Eduardo Feinmann a Coca Rucci. 

A lo que ella afirmó: “Sí, tenía muchas ganas de hablar porque ayer pasé un día terrible. Nunca pude entender por qué se borró la mitad de la historia. En este país se cuenta la historia según la idea política que tenga”.

Incluso, Coca Rucci añadió en este mismo sentido: “Yo tengo 94 años y gracias a Dios una buena memoria y yo viví el terrorismo, en carne propia. Ya perdí la cuenta de las veces que tenía que escaparme con los hijos Vivía escapando, no sabía de qué, hasta que llegó el fatal 25 de septiembre cuando mataron a José y seguí viviendo con terror”.

A su vez, recordó que cuando José Ignacio Rucci asumió como jefe de la CGT comenzaron con intimidaciones: “No solamente lo amenazaban a él de muerte sino que a mis hijos y a mí también Eso lo viví en carne propia y todavía lo llevo en el alma”. 

“Por eso me duele enormemente que en este país se olvide la mitad de la historia, que no se cuente las cosas como fueron, que se acuerden solamente de una parte”, manifestó.

El día en que asesinaron a José Ignacio Rucci en el relato de Coca Rucci

Durante su diálogo con  Feinmann en Alguien tiene que decirlo por Radio Mitre, Coca Rucci describió la trágica secuencia de hechos que tuvieron lugar el día en que murió su esposo José Ignacio Rucci. 

“Lo recuerdo terriblemente, yo creo que me salvé porque, un Dios, porque no era mi destino, yo creo mucho en el destino”.

Por lo que explicó: “Me salvó una llamada del teléfono de una amiga, porque yo siempre lo acompañaba hasta la puerta y si hubiera escuchado los tiros como escuché, hubiera salido corriendo para la calle. Pero esta amiga no cortaba y José me hacía señas para que se iba. Hasta que me dio un beso, salió, ahí escuché los tiros y largué el teléfono”.

“Tuve un desmayo, un bajón y me agarraron entre mi hermano y un muchacho que estaba haciendo unos arreglos, que José le había dicho: ‘A ver si terminás que el domingo cumple los años mi hijo, 14 años cumple Aníbal y le quiero hacer un asadito‘ Y después no me acuerdo más nada”, siguió con los detalles.

Luego, contó que se fue a la CGT: “Lo viví todo como un sueño. No podía creer. Nunca pensé que hubiera asesinos, gente que pudiera matar por matar, por tener ideas distintas”. Ante la consulta de Eduardo Feinmann, sobre si Juan Domingo Perón “quería como un hijo” a Rucci, ella recordó un diálogo con Isabel Perón: “Yo pregunté: ‘¿Por qué, por qué?’ y me contestó: ‘Por leal señora, por leal’”.

La razón por la que Coca Rucci rompió el silencio

“Tardé 50 años pero viví el terror más de 50 años pero el dolor que llevo en el alma no me lo saca nadie y jamás, no hablo ni con mis hijos. Pero ayer no pude aguantar porque escuchaba tantas pavadas que hablan”.

Sobre la familia Kirchner, luego que Néstor cumplió su mandato como presidente y Cristina Fernández también, Coca Rucci fue consultada por Eduardo Feinmann para saber qué pensaba al respecto, como también de los “Montoneros que llegaron al gobierno” durante su período: “Los premiaron todavía dándoles puestos y están viviendo dignamente en el interior y en el exterior, llenos de plata”, señaló.

“A mí mi marido no me dejó plata, pero me dejó el orgullo de un apellido, que lo decimos con la frente alta. Yo no quedé millonaria, yo tuve que salir a trabajar con honor, con honor, salí a trabajar, pero digo el apellido con orgullo”, concluyó al respecto. /Radio Mitre