La nueva amenaza narco en Rosario que apareció a metros de un puesto de Gendarmería: “Devolvé la casa o te hacemos desaparecer”

Martes 02 de Abril de 2024, 13:00

Iba dirigida a una familia, a quien se la dejaron en una nota por debajo de la puerta de la casa.



Dos amenazas intimidantes tuvieron lugar durante el fin de semana extra largo en la zona sur de Rosario y ambos con un sentido mensaje mafioso. Uno de ellos, increíblemente, a sólo 30 metros de un puesto de Gendarmería en el barrio Tablada. Una familia y una empleada de una panadería quedaron presas de la inseguridad, una escena que se repite en la provincia de Santa Fe.

Ambos episodios ocurrieron el pasado miércoles, previo al fin de semana extra largo, pero recién se dieron a conocer este martes como para poder avanzar con la etapa investigativa.

Uno de los casos sucedió en Av. San Martín entre Rueda y Virasoro, en el barrio Tablada, a metros del puesto del Destacamento Móvil 2 de Gendarmería Nacional.

Allí, una familia recibió una nota amenazante por debajo de la puerta de su casa: “Viejo devolvé la casa. Este es el primer aviso. El segundo te hago desaparecer”, dice el mensaje escrito a puño y letra con birome azul, y con perfecta letra imprenta y algunas faltas ortográficas.

El mensaje llegó a las 19.10, según uno de los integrantes que estaban en la casa en ese momento. "A esa hora tiraron la nota. No entendía nada, así que llamamos a la policía y en un ratito estaba el barrio lleno de móviles y efectivos de la PDI, de Prefectura y de la Gendarmería”, confirmó en charla con diario La Capital.

Dicha amenaza puso en alerta al barrio Tablada que estaba un poco más relajado con el puesto de Gendarmería cerca. Desde los propios vecinos se encausó la investigación porque le cedieron a la Policía, videos de distintas casas particulares para poder dar con los agresores.


El mismo miércoles, un segundo episodio

Otro episodio similar de amenaza ocurrió el mismo miércoles, pero en el barrio Uriburu un rato antes. En una panadería ubicada a unas 28 cuadras de la vivienda amenazada: en Milán al 2100.

Fuentes policiales confirmaron que dos jóvenes llegaron a la puerta del local en un Volkswagen Surán, color negro. El que iba de acompañante, vestido con buzo con capucha, vaquero, zapatillas y una gorrita de Newell’s con la visera hacia atrás, bajó y entró directamente a la panadería.

Sin medir quién estaba dentro se dirigió directamente hacia una empleada y le gritó: “Dejen la casa o va a haber balas para todos”. Y huyó, tras los bocinazos de quien estaba esperándolo en el auto afuera.

Fuentes investigativas adelantaron que se trataría de una banda que se dedica al narcomenudeo en esa zona: venden drogas en la plazoleta de Milán y bulevar Oroño. Y el interés por la panadería sería para cerrar el comercio y transformarlo en un búnker, informaron. /Clarín