Dieron de baja un radar que hacía 300 multas por día porque los carteros no llegaban a entregarlas a tiempo

Miércoles 03 de Abril de 2024, 17:41

Un radar pasó al olvido por hacer demasiado bien su trabajo.



Una insólita noticia llega desde Asturias, España. Allí, un cinemómetro fue retirado por el alto volumen de infracciones que detectaba por día. Era lo correcto, claro, pero el servicio de correo local no llegaba a entregar las multas a tiempo.

El sitio Periodismo del Motor cuenta que este radar fue dado de baja con un impresionante récord: 300 multas por día. Estaba ubicado en Lugones, en el concejo de Siero, y detectaba los vehículos que superaban la máxima de 30 kilómetros por hora.

El Ayuntamiento de Siero registró 15.000 multas por exceso de velocidad en los primeros tres meses gracias a este radar. Y los carteros, responsables de entregar las sanciones a los conductores que infringían el límite de velocidad y eran cazados por los radares, se veían superados por el volumen de denuncias, dedicando casi en exclusiva el turno de tarde a entregar estas multas.

La oficina local de Correos duplicó esfuerzos, pero no fue suficiente. Y Ángel García, el alcalde, tomó la decisión de dar de baja el radar. “Esta situación me genera un gran malestar y pido disculpas como alcalde”, ha explicado el edil. “Quizá teníamos que haberlo hecho de otra manera, o no poner los radares, pero también teníamos que tomar medidas con respecto a la cantidad de quejas y denuncias que nos llegaban de los vecinos por exceso de velocidad”.

La situación generó mucho malestar en la ciudadanía, tanto de parte de quienes se oponían a la colocación de los radares como de quienes se fastidiaron porque bajaron uno. Algunos vecinos confesaron haber recibido hasta 16 multas en un solo día. /TN