Frente a las lesiones y bajas, ¿cuáles son las opciones para cubrir la zona defensiva de San Martín de Tucumán?

Lunes 22 de Abril de 2024, 13:39

Agustín Dattola evoluciona de manera favorable en su recuperación, mientras que Juan Orellana se deberá realizar estudios para determinar la gravedad de su dolencia.



Las lesiones empezaron a complicar los planes de Diego Flores. Sí; las bajas y las dolencias obligaron al DT a tener que administrar las cargas entre los defensores, con el objetivo de mantener el rendimiento de San Martín en esa zona: solo recibió cinco goles en los 12 partidos.

Sin embargo, la baja de Agustín Dattola y la dolencia de Juan Orellana obligan a “Traductor” a buscar variantes para la conformación de la zaga central que defienda el arco de Darío Sand en el duelo del sábado contra Agropecuario.

Para el último juego, el entrenador se había quedado sin Dattola, uno de los intocables de la defensa que había jugado todos los partidos hasta el duelo con San Martín de San Juan. En concreto, el defensor sufrió un desgarro en uno de los aductores, que lo marginó del duelo frente a Guillermo Brown y todavía se encuentra en proceso de recuperación. “Viene evolucionando de manera favorable. Esperamos que pueda llegar para este partido”, dijo un allegado al plantel profesional. Así, la presencia del ex Almirante Brown sigue siendo una incógnita para visitar Carlos Casares.

La otra duda pasa por la salud de Orellana. El defensor salió con molestias en el último partido frente a la “Banda”. Incluso, sobre el final del duelo, el defensor intentó ir al área rival en las últimas jugadas pero mostró muchos signos de dolor en su rostro y dificultades para caminar. Por este motivo, el oriundo de Taruca Pampa será sometido a estudios médicos para determinar la gravedad de la dolencia en uno de sus tobillos.

Vale recordar que el defensor se había recuperado de una lesión en el aductor derecho, aunque ahora su presencia frente al “sojero” continúa en duda. Frente a este panorama: ¿con qué variantes cuenta Flores para cubrir la zona defensiva?

En principio, el DT volvería a recurrir a Tiago Peñalba. El juvenil estuvo presente en los últimos tres partidos, siendo el recambio utilizado frente a las bajas de Dattola y de Orellana. A diferencia de su debut, en el que jugó como lateral derecho (posición en la que alternó buenas y malas), expuso su mejor nivel en la zaga central. De esa manera, aportó buena salida con los pies, firmeza en la marca y buen juego aéreo. Tal es así que también se mostró como una amenaza dentro del área rival, ya que fue participe en las pelotas paradas. ¿Quién podría acompañarlo?

Diego Mastrángelo es una de las posibilidades que baraja el entrenador. Si bien bajo las órdenes de Flores sólo tuvo minutos como stopper por izquierda (cuando utilizó la línea de cinco defensores), el ex Gimnasia de La Plata se posiciona como una variante interesante para la defensa. Su velocidad y su visión de juego son virtudes a la hora de desplegar su juego, aunque la falta de altura es un déficit que le pasa factura a la hora de tener que controlar a rivales de mayor corpulencia.

Otra de las opciones de “Traductor” es la inclusión de Guillermo Ferracuti como central. Pese a su naturaleza como lateral izquierdo (ofició en ese sector en el último partido), el DT supo hacerlo ingresar dentro de la zaga central y el defensor no desentonó.

Logró demostrar firmeza en la marca y sacó provecho de su velocidad para frenar los avances de los rivales.

Pero, en caso de hacer esta apuesta, Flores estará obligado a retrasar a Nahuel Banegas, quien en los últimos partidos jugó como volante externo por izquierda. De esa manera, el DT se quedaría sin un recambio para esa posición. Vale mencionar que el ex Central Córdoba acumula cuatro amarillas y si recibe una más frente a Agropecuario será sancionado con una fecha.

En el mapa de opciones también aparece Iván Zafarana. Sin embargo, todavía no termina de asentarse en el “santo” y parece no estar entre los principales planes del DT. Tal es así que desde la cuarta fecha del torneo que no es convocado. Así, su último partido (y único como titular) fue el duelo frente a San Miguel, en el que fue reemplazado en la segunda parte tras una floja actuación. De este modo, jugó cuatro partidos en la temporada y acumuló 135 minutos en el certamen.

El DT tiene el reto de acomodar las piezas para mantener la firmeza defensiva; eso sí, se tomará el tiempo para resolver la incógnita. /La Gaceta