Circclo: empresa joven de Tucumán que apuesta al "envase circular" recibe 150 mil dólares de inversores externos

Miércoles 01 de Mayo de 2024, 18:46





La empresa tucumana Circclo, que promueve el envase circular para productos de limpieza, recaudó U$S 150.000 de inversores externos para avanzar con su proyecto.

Santiago Casanova, Francisco Palou y Bautista Garzón tenían 20 años cuando en 2019 se juntaron para poner en marcha Circclo con el objetivo de generar un cambio de conducta en los consumos de la sociedad tucumana. Con ese fin, idearon un negocio fundado en un envase reutilizable e inteligente, que sea rentable para usuarios y productores. 

Su meta era facilitar el acceso y la participación en lo que se conoce como economía circular: un modelo que favorezca tanto a empresas como a clientes, y que se apoye en la tecnología para mejorar las prestaciones y reducir la generación de residuos.

El proyecto proponía crear un mecanismo para reutilizar los envases plásticos que acompañan a productos como jabones para la ropa y detergentes, por ejemplo. La idea era ofrecer a los clientes la posibilidad de recargar el contenido de los mismos, sin tener que pagar una y otra vez por el packaging.

“El apoyo de los inversores es un hito muy fuerte, que nos pone contentos. Con el capital recaudado vamos a poder implementar los desarrollos tecnológicos que estábamos buscando. Creemos que con la tecnología se pueden abordar problemas globales y la financiación nos permite llevar adelante una expansión del producto. Sabemos que el problema de los envases de plástico es algo que va a llevar su tiempo, pero esto ayuda, acompaña el proyecto y valida nuestra visión”, explica Bautista Garzón, uno de los cofundadores.

Inicialmente, Circclo se proponía servir a 1.000 familias de Yerba Buena. En 2023 dieron un salto y presentaron una taza reutilizable para la Universidad Di Tella (Ciudad Autónoma de Buenos Aires). “Con nuestra tecnología y modelo de ‘reusable cups’ en el café de la Di Tella, los alumnos de la universidad acceden a beneficios por cada recarga. Juntos podemos medir el impacto generado tanto a nivel personal como en la universidad”, informó Circclo al presentar la taza para el campus.

Hasta el año pasado, todo el crecimiento de este emprendimiento había sucedido con fondos propios de los socios y reinversión de las ganancias. 

En esa primera fase, habían logrado desarrollar un programa informático específico. Según cuenta Garzón, en ese proceso se dieron cuenta de que tenían entre manos una aplicación que podía ser usada por las compañías grandes y multinacionales. Pero, para escalar el proyecto, necesitaban inyectar recursos: es lo que harán con los U$S150.000 que consiguieron. Garzón dijo: “con esta ronda buscamos convertirnos en el ‘partner’ de sostenibilidad y tecnología para que las empresas de consumo masivo (que hacen bienes empaquetados o CPG por sus siglas en inglés) puedan transformar sus cadenas de valor de lineales a circulares”.

Tienda Online de Circclo

¿Cómo funciona? Así lo explica Garzon: “Básicamente nos llamás o te contactás por nuestra página y pedís el producto. Ahí pagas el envase por única vez, lo terminas de consumir, nos volvés a llamar y te hacemos la retornabilidad puerta a puerta”, pudiendo recargar el producto sin pagar otra vez el packaging, explica y agrega: “La tasa de reutilización es uno de los indicadores más importantes de nuestro negocio y hoy está en más del 80%”. Además, incrementaron por 10 la cantidad de clientes al pasar de 40 a 450 en un año.

Además de traer un beneficio para el medioambiente, también permite reducir el costo para los productores y el precio para los clientes. “El modelo de consumo lineal genera un 40% extra en el precio final a causa del packaging descartable que lo paga el usuario y que luego se descarta. Esto genera millones de toneladas plásticas anualmente por el consumo de productos de consumo diario, de las cuales solamente el 2% se recicla efectivamente”, detalla.

Con el servicio que ofrecen, apuntan a atacar al consumo lineal para romper con el mercado de los plásticos desechables. “Haciendo esto estamos cambiando los hábitos de consumo para brindar acceso a productos de consumo masivo a los costos más bajos posibles y con la máxima comodidad”, señala.

De Tucumán a la Expo Dubai: la startup CIRCCLO quiere terminar con los  envases de un solo uso y esta es su propuesta