Cómo será el invierno: el Servicio Meteorológico adelantó su pronóstico

Viernes 03 de Mayo de 2024, 07:43

El SMN sostuvo que el próximo inviernon puede desarrollarse con más frío y menos lluvias.



El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) presentó su informe trimestral que da una previsión de las condiciones climáticas para el invierno que se aproxima.

De acuerdo a las previsiones del organismo, en AMBA y la región pampeana el invierno será más frío que lo usual. 

En el Norte, La Pampa y oeste de Buenos Aires y el centro y norte de la Patagonia habrá menos precipitaciones.

De todos modos, al comienzo del trimestre no se descarta que se sigan registrando algunos eventos de lluvias localmente más intensa que lo normal, especialmente sobre el noreste del país. 

Lo mismo respecto a una mayor frecuencia de temperaturas extremadamente bajas, especialmente sobre el centro y sur del país.

Este pronóstico climático trimestral se realiza sobre la base del "análisis de las previsiones numéricas experimentales de los principales modelos globales de simulación del clima y modelos estadísticos nacionales, sumado al análisis de la evolución de las condiciones oceánicas y atmosféricas", detalla el informe.

Diferencias y similitudes con el invierno pasado

En 2023 superó el promedio del período climático de referencia y fue el más cálido desde 1961, no hubo frío extremo, con excepción del extremo sur de Patagonia que se vio afectado por sucesivas entradas de aire polar durante julio, lo que generó tres períodos con ola de frío.

"Una característica notable del invierno (anterior) fue la gran diferencia térmica entre décadas de un mismo mes, no sólo en las temperaturas mínimas, sino también en las máximas, siendo en ocasiones de hasta 5 °C. Para las temperaturas mínimas, las mayores diferencias se dieron en el mes de junio", detallaron desde el SMN.

La temperatura más baja del año fue el 17 de julio, que llegó a -22.5°C en Perito Moreno. 

También desde 2019 se notó en los modelos climáticos el avance de la sequía, que afectó a distintas regiones del país. 

Luego, en 2023, esas condiciones se profundizaron principalmente en la primera mitad del año y en la región central, consistente con la evolución de las precipitaciones a lo largo del año.

Finalmente, a mediados de año, con el fin de la fase fría de El Niño-Oscilación del Sur (ENOS) y la activación de varios eventos de lluvia en el centro de la Cuenca del Plata, disminuyó la sequía en Mesopotamia. 

Pero estas mejoras no alcanzaron al centro del país, dejando a la zona noroeste de provincia de Buenos Aires y alrededores con condiciones de sequías excepcionales.  /Perfil