“Mi hijo está más muerto que vivo”: el relato del papá del adolescente golpeado por sus vecinos en San Miguel

Lunes 13 de Mayo de 2024, 18:02

Alan Tomás Pereyra, de 17 años, está internado en terapia intensiva en el hospital Larcade. Los sospechosos permanecen en libertad.



El papá de Alan Tomás Pereyra, el adolescente de 17 años que está internado en grave estado tras ser brutalmente atacado en San Miguel, relató cómo fue la dramática secuencia en la que dos hombres golpearon a su hijo. “Le dijeron que lo iban a matar”, dijo Norberto visiblemente conmovido al aire de TN.

Con respecto al momento del hecho, sostuvo: “Mi hijo venía de un cumpleaños, se cruzó con estos muchachos cuando volvía y uno de ellos le dijo que se pagara la vuelta de un trago. Entendió mal, le dio una piña y en un segundo le pegó con un fierro en la cabeza”.

“Le dijeron que se fuera porque lo iban a matar, y cuando mi hijo volvía para acá, doblando en una esquina, esta misma persona le dijo al hermano que mi hijo le quería robar”
, continuó.

https://tn.com.ar/resizer/td7OJHQ0C7Sl1OBqhNSe1AYMotU=/767x0/smart/filters:format(webp)/cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/artear/LM7R67DQWJBIFPRODPNPNKOZJI.jpeg
El adolescente de 17 años se encuentra internado en grave estado en el hospital Larcade. (Foto: Facebook / Municipalidad de San Miguel)

En ese momento, el hombre manifestó que uno de los sospechosos agarró su camioneta, dio la vuelta manzana y atropelló a su hijo: “Lo pasó una o dos veces por arriba y después le dio con el caño de gas otra vez en la cabeza”.

A su vez, señaló que desde la comisaría no le quieren tomar la denuncia y pidió “protección” policial para su casa, porque tiene dos hijas de 4 y 15 años. “Mi hijo está grave, más muerto que vivo”, lamentó, y siguió: “Los acusados están los dos en libertad y andan como si nada”.

Así fue la golpiza al adolescente en San Miguel

Alan Pereyra discutió con sus vecinos, lo golpearon con un caño y luego lo atropellaron varias veces con una camioneta. Aunque el terrible episodio ocurrió el domingo pasado, recién se conoció ayer.

Todo comenzó cuando la víctima salía de una fiesta y se encontró con sus vecinos en la intersección de las calles Balcarce y Callao. Por motivos que no están claros, empezaron a discutir y la pelea fue escalando hasta que terminaron a los golpes. Allí, uno de los dos lo agredió con un caño.

Cuando Pereyra ya estaba caído y sin poder defenderse, uno de los atacantes se subió a una camioneta y lo pasó por arriba más de una vez, según el relato de testigos.

Luego del ataque, las personas que estaban en el lugar llamaron a la policía y al personal del SAME. Minutos después, fue derivado al Hospital Larcade, donde luego de ocho días sigue internado en terapia intensiva y muy grave. /TN