El pacto que Pepe Cibrián hizo con sus amigos para que lo “ayuden a morir”

Martes 14 de Mayo de 2024, 12:35

Pepe Cibrián, reconocido director teatral argentino, cumplió 76 años.



Todo comenzó cuando José “Pepe” Cibrián decidió hacerse una cirugía estética, pero le descubrieron un cáncer de próstata del que lo tuvieron que operar de manera inmediata. Era el año 2016 y, desde entonces, el dramaturgo, actor y director teatral tomó varias decisiones importantes e incluso hizo un pacto con algunos de sus mejores amigos para que –llegado el caso- lo ayuden a morir dignamente.

Tan coqueto como siempre, Pepe Cibrián Campoy cambió mucho su manera de pensar desde que pasó por dos cánceres y se rompió el cráneo en una caída. Por de pronto, les dejó de dar tanta importancia a las cosas materiales, que coleccionaba y acumulaba en su casa.

“Nunca me enojé con la vida y, en lugar de preguntarme por qué a mí, me preguntaba para qué. Y me sirvió para ser menos consumidor, estar más relajado en mi relación con la gente, ser más empático y hacer que los demás vivan mejor, dentro de mis posibilidades”, contó en una entrevista.

El hijo de los inolvidables artistas Pepe Cibrián y Ana María Campoy aseguró que nunca tuvo miedo durante su tratamiento de cáncer. “Cuando iba al Hospital Alemán para hacerme rayos o quimioterapia, decía que iba a Disney. Estaba haciendo lo que sabía que iba a curarme y tenía que ir contento y esperanzado en busca de eso. Y la vida me dio una nueva oportunidad”, explicó en la misma nota.

En cambio, sí le tuvo –y aún le tiene- miedo a la muerte. “No quiero vivir la decadencia ni la decrepitud, y no las pienso vivir. Lo mejor sería morirme sin darme cuenta. En mi familia todos fueron muy longevos y se murieron de golpe. Yo vivo la vida plenamente y, cuando llegue la muerte, espero que me encuentre habiendo disfrutado cada minuto. Antes era más ansioso, pero aprendí a parar”, agregó.

Pepe Cibrian Campoy: “Un pacto ético con amigos”

Justamente porque no quiere vivir la decadencia ni la decrepitud, es que el creador de Calígula y Drácula, el musical conversó con algunos de sus mejores amigos para pedirles que lo ayuden a morir con dignidad si llega el caso de que esté gravemente enfermo o en estado vegetativo.

“Si mi parte cognitiva fallara o si tuviera una dolorosa enfermedad terminal, yo no pienso sufrir nada. Me da igual si están de acuerdo conmigo, o no. No quiero ser un vegetal y que se tengan que hacer cargo de mí en ese estado, de ninguna manera. Tengo un pacto ético con amigos y así será, ellos me ayudarán a morir”, aseguró.

Aunque su mayor deseo es morirse en el escenario de un teatro, y a pesar de que la eutanasia está prohibida en nuestro país, Pepe Cibrián dice que tiene todo arreglado y calculado. Porque como el pacto fue con muchos amigos, nadie sabrá quién habrá sido el responsable de colaborar en su muerte, si fuera necesaria esa ayuda, y por lo tanto no sería procesado.

El tiempo pasó, su salud mejoró y, lejos de deprimirse por su separación de Nahuel Lodi a causa de la infidelidad de su joven exmarido, el director teatral volvió a encontrar el amor. Pepe Cibrián se casó en mayo pasado con Ezequiel Frezzotti, a quien conoció en Tinder, después de cinco meses de romance. Y desde entonces se muestra más enamorado que nunca. /TN