Un ladrón santiagueño robó un celular, lo vendió y luego lo hallaron muerto

Jueves 16 de Mayo de 2024, 06:41

HALLAZGO. La zona donde el vecino encontró el cuerpo del ladrón se llenó de policías en cuestión de minutos.



Una macabra escena descubrió un vecino del barrio santiagueño de Villa del Carmen, cuando practicaba deportes en la avenida Circunvalación.

A la altura del puente aéreo, frente al barrio Juan Díaz de Solís, encontró el cadáver de un joven suspendido en el aire.

El brutal hecho fue descubierto cerca de las 20.30 cuando un lugareño corría y observó que desde los hierros de la pasarela del puente se encontraba colgado un joven el cual tenía un cable amarrado al cuello.

Rápidamente personal de la Comisaría 11 arribó al lugar y confirmó los dichos del deportista.

Al lugar también llegó el médico de Sanidad y peritos de Criminalística quienes realizaron los trabajos de rigor bajo las órdenes de Celia Mussi, fiscal de turno.

Una vez identificado el cuerpo, se determinó que se trataba de un joven de 23 años, residente en el barrio Juan Díaz de Solís
, quien en horas de la mañana había sido denunciado por su hermana a quien le robó el teléfono celular.

Según revelaron fuentes judiciales y policiales, la víctima, durante la madrugada, había sustraído su aparato móvil y luego lo vendió por 10.000 pesos.

Ante este hecho los uniformados -cerca de las 16-, habían demorado al acusado, pero más tarde fue liberado ya que su padre expresó que iba a recuperar el teléfono por sus propios medios.

Después de confesar a su hermana a dónde había vendido el aparato, ya que se arrepintió del hecho, se retiró de la casa y no se supo más de él hasta que fue hallado sin vida.

El cuerpo, por orden de la fiscal Mussi, fue trasladado a la morgue judicial.
/El Liberal